LAS HORAS SON LARGAS

 

Como espuma que hierve, como sangre que resbala por el ojo del deseo, la ficción de mí que más amo me reclama viejas deudas ya reducidas en la pared del musgo eterno. Los santos pulen las escorias mientras el tiempo palidece tras la  cortina de silencio. Los perros ladran sin cesar. Los niños lloran y no hay quien mitigue el chillido de las viejas solitarias que cada tarde rondan la casa maldita donde anidan tantos recuerdos.

 

Bien podrían quebrantar la complicidad de todos, por las cosas perdidas en los lugares  donde la locura hizo trizas  la fiel espera del amor,  caprichos mudos, pues temen el alarde de la rosa en tiempo brumoso,   cuya complicidad no sostiene el peso de un deseo. Pobre ilusión de madre sin hogar…! Pobre de mí, de mi tardanza, ya que  la oscuridad no redime el  pensamiento irresoluto  que los desaparecidos imprimen en el paisaje.

 

Los lugares santos reprimen su cólera entre lanzas o cabelleras al viento postergando la canción de los  caminantes heridos por el día,  o por la noche, que se hincha por las culpas acumuladas. La  espera me consume, mientras el odio crece junto al  renacer del amor,  trampa posible de ser redimida en la fuente que calma la sed del salvaje compasivo;  pero la séptima hija del sol me niega su atención. Las miradas se hielan, los labios se consumen en un beso, mas no hieren sus corazones furtivos, pues mis pensamientos escapan, cabellera al viento, libres de razones pueriles, sospechosamente unidas a esos ojos de lagarto acobardado, arrastrando su vientre por la tierra calcinada.

 

Algunas hojas  podrían herir mis labios...

 

Contando las palabras  me distraigo en la pradera donde todos los colores palidecen.

 

 

 

 

Regístrarte y comentar el poema

Comentarios:

Escrito por: serge       22/06/10 20:09
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Juan:
Me encanto tu escrito, se nota que ha brotado desde lo más profundo de ti.

Un gusto leerte.

Sergio.
Escrito por: junior       17/12/09 19:59
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
HOLA AMIGO JUAN, como as estado, espero que bien,despues de un largo tiempo sin recorrer ese hermoso y sutil camino que trazas con tus letras,me dejas nuevamente perplejo,siempre en tu poesia he notado tu capacidad envidiable, de trasladar al lector, asos distintos mundos que convergen, en tu alma, en tu mente,y en tu corazon,y por su pueto yo no soy la eseccion.las horas en ocaciones se tornan infinitas e intraficables, sobre todo cuando nuestro principal circulo social lo protagonisan,la nostalgia la tristesa o la soledad, el tiempo es la muerte y lavida y la horas son 24 formas distintas de acesinarnos y a la ves 24 nuevos alientos y 24 nuevos empujones para salir a luchar.
saludos desde la revolucion
Escrito por: ysaiasnunez       06/11/09 17:00
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Aún tengo pendiente la lectura de tu poemario, voy como por la mitad, no sé si este lo leí ya..., pero algo tiene que me hacer pensar o sentir que sí...


No eres fácil de digerir, hay que masticar, y masticar... eso me gusta.
Páginas: 1

Imprimir

Enviar poema

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias