¡Callad!

¡Callad! Que no aguanto ya este mundo.

Sin remedio, a cada pensamiento, a cada

mandoble deste ruín futuro me hundo.

¡Y quisiera ser yo la misma nada!

Despierta en mí el demonio iracundo

que me mantiene ardiendo en esta lumbrada

que dice que yo siempre lo confundo

que nunca tengo este alma amparada.

Regístrarte y comentar el poema

Comentarios:

Escrito por: chikilla_21bv       28/01/12 21:33
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Muy sincero, hermoso. Un abrazo'
Páginas: 1

Imprimir

Enviar poema

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar poesía