INGRID_CHILE, 14/03/12 23:16
Vuelvo luego de años, buscándote para disfrutar de tus letras...y me encuentro con que no estas...simplemente no lo creo...es mejor.
perrosabueso, 21/07/09 18:24
Acabo de enterarme de esta muerte. Simple y sencillamente no lo puedo creer. A pesar de estar un tanto desconectado de escribeya (escribiendo una novela que acaba de ganar el premio internacional de novela del Instituto de Cultura de mi pais (PR) yo AMO a los amigos de escribe ya. Tuve una relacion bonita con Cristian. El me pidio que le escribiera unas palabras para su libro de cuentos y fue amable al leerlas y publicarlas. Estoy triste, muy, muy triste...
rotko, 20/07/09 21:39
Si...su último trabajo fue profético y es un texto esperanzador....
claudia_ciru, 25/06/09 15:14
Me acabo de enterar. Lo siento muchísimo, me encantaban sus cuentos, era un gran escritor. Un ejemplo a seguir. Mando mi pésame a la familia.
Loreto_Silva, 10/06/09 05:30
Querido amigo, siempre que fallece alguien tan joven, me queda la sensación que cumplió/aprendió más rápido que el resto.

Parece que ese el premio a ser el mejor alumno, en la carrera de la vida.

Besos, que ya nos reencontraremos

Loreto.
LOPEZ, 02/05/09 10:33
mi más sentido pésame para tan lamentable pérdida
Norberto, 29/04/09 02:29
Despedida a Christian Eric Lavin Prosen y un sentido homenaje a Piegrande2.

Demoré unos días para hacerles saber a ustedes la pérdida del escritor, amigo y colega de las bellas letras y de nuestra querida comunidad escribeya, Christian Eric Lavin Prosen. No tuve el ánimo necesario para hacerlo de inmediato. Yo mismo me enteré tres días después de su fallecimiento, aunque nos comunicamos, al parecer, unas horas antes de su ida, sin hablarme él de su internación.
Les haré un relato de mi relación con Christian y los pormenores de lo sucedido. Escritor de narrativa él, sé que nuestro “Piegrande2” aprobará que me exprese de esta manera.
Sucedió así:
Ya "Piegrande2" es un seudónimo que había despertado mi curiosidad en esta comunidad virtual de escritores. Cuando nos leímos hicimos crítica sincera y comentarios de ambas partes. A poco de ello nos hicimos amigos, y con el tiempo muy amigos. Cuando viajaba yo a Buenos Aires nos hablábamos por teléfono y a veces nos encontrábamos. Hace dos años fuimos juntos a la Feria Internacional del Libro. Ahí estábamos Christian, su hermana Ingrid Lavin Prosen, Lía Accetta y yo. Fue en esa oportunidad que nos presentó a Ingrid y a sus pequeños sobrinos. Nos desencontramos entonces con “Sombrero azul”, artista plástico y poeta que destaca, amigo de ambos y de muchos de ustedes, e ilustrador de su libro de microrrelatos “La muerte viaja en bicicleta”.
La familia Lavin Prosen la constituye la mamá (muy querida), su hermana Ingrid y Christian.
Llegué a quererlo a Piegrande2 con ese amor viril que sólo los hombres de bien (o que propendemos a serlo) podemos llegar a sentir. Una verdadera amistad, donde se lucen las virtudes capitales de manera natural.
Christian tenía la condición innata del escritor; si se inscribió en la Tecnicatura Superior de Narrativa y Guión de Cine fue, principalmente, para mejorar su sintaxis, solucionando los problemas gramaticales que acusaba. Por ello puso más énfasis en Narrativa que en Guión. Lo hizo hasta que su dolencia, aún sin detectar, comenzara a afectar su carácter íntimo, su buen ánimo para continuar el estudio cotidianamente. Aún inconscientemente.
No obstante, nuestra amistad, que se desenvolvía principalmente en el contacto virtual, fue en aumento, hasta darme cuenta que mis palabras escritas a él pasaron a serle necesarias y me lo hizo saber. Imaginen cuánto representó esto para mí, además de sentir como escritor la debilidad del halago.
Pasamos primero a mandarnos mails con cierta periodicidad. Luego (hace ya de esto un año), el celular pasó a reemplazar al correo electrónico. Estábamos ligados por contacto directo. Seguí así los pasos de su enfermedad (cáncer de boca) desde su diagnóstico. Luego todo fue muy rápido (unos dos meses), y no lo esperaba yo así, pues sé de casos que llevan años de tratamiento y aún superación. No tuve yo el problema de Christian, pero puedo considerarme una prueba viviente (o sobreviviente) desde junio de 1995, cuando fui operado en el Instituto del Cáncer Profesor Ángel Roffo de Buenos Aires. Hoy me siento un hombre sano, con vigor y buen ánimo. Por ello alentaba a Christian, y porque, repito, nunca imaginé en él un desenlace tan rápido.
Comenzó con una primera sesión de quimioterapia, y a partir de ese momento a mantener conmigo una relación de mensajes del celular de tiempo semanal, en tanto escribía en su blog "Letras y Corcheas" y terminaba su primera novela, que me envió para darle mi opinión y corregir sus detalles gramaticales -su única asignatura pendiente-, para publicarla. El título de "Ghotika Transilvania" es el nombre del boliche co-protagonista de la ficción.
Me encontraba el domingo de Pascua en la villa turística de Merlo cuando recibo un mensaje que contesto, quedando de acuerdo en encontrarnos los primeros días de mayo en Buenos Aires y visitar nuevamente juntos la Feria Internacional del Libro que iniciara esa semana. Me comenta entonces de su segunda sesión de quimioterapia.
El sábado último (18 de abril) siente dificultades y se interna en terapia intensiva. Me manda un mensaje a mi celular sin contarme de sello y creo que lo hizo unas horas antes de su deceso. Me levantaba el ánimo “él” a mí, y me consultaba sobre mi trabajo en su novela. Le contesto que lo apresuraría y que el 26 de noviembre próximo entregaríamos los primeros títulos de la escuela en un acto en el Museo de la Poesía de La Carolina y que lo ideal sería, ya publicada, presentarla en ese ámbito. El amaba el valle de La Carolina y sus sierras y la milenaria gruta de Inti Huasi (donde había estado varias veces antes y desde muchacho). Incluso me había encargado que, con tiempo, le consiguiese un terreno para comprar en la zona.
Su novela “Ghotica Transilvania”, inédita por ahora, es un texto juvenil donde el narrador (aunque no es un narrador-personaje) asume una postura de adolescente y se expresa como los miembros de una tribu urbana que lidera su figura principal, una muchacha de gran personalidad, vestida siempre de negro.
La trama "engancha" desde el principio al lector adolescente al “sentir” que es contada por "un igual" y ve producir los cambios a la medida de los acontecimientos, casi sin darse cuenta, hasta que se produce el desenlace y queda inesperadamente -el lector- ante un corolario que debe considerarse un legado de Christian a gran parte de la juventud de hoy, tan escasa de buenos ejemplos y falta de valores.
Es "Ghotica Transilvania" un libro que merece ser publicado y pensando en ello apresuré mi tarea como corrector gramatical del mismo.
No lo comenté a la familia, pero repito que debió haber sido unas horas antes del desenlace (no puedo precisar cuantas), que recibí el último mensaje de Christian.
Ese mismo día del sábado 24 de abril asistí algo desganado sin causa aparente a la reunión mensual de la Junta de Estudios Históricos de Villa Mercedes. Había quedado con Christian de hablarnos a la semana siguiente.
Habitualmente asistimos con Lía los domingos por la noche a una reunión de artistas donde nos encontramos poetas, estudiosos de la filosofía y del teatro… Cosas así. Gente de la cultura y amigos todos. Se arman tertulias al mejor estilo de doña Mariquita Sánchez de Thompson en el siglo XIX. La anfitriona es Angélica Fontenla, juvenil amiga de 83 años, escritora, poeta, mujer del teatro, artista consumada y secretaria de RRPP de nuestra Sociedad Argentina de Escritores - S.A.D.E. Seccional Provincia de San Luis.
Es Angélica creadora y conductora de un importante programa cultural (“Las 9 musas”), y entrevistó a Christian junto a Lía Accetta el 12 de abril del año pasado, horas antes de presentar Lía por la S.A.D.E. en el Club Social de Villa Mercedes “La muerte viaja en bicicleta”. Siempre se mandaban saludos Angélica y Christian, quien hizo filmar con un celular unos minutos del programa y subió con audio a su blog “Letras y Corcheas”. Tenemos en el aula de narrativa de la escuela el enlace directo al blog, y, en el bloque central (en la crónica de las jornadas de apertura de las aulas virtuales en el Club Social) un archivo con la filmación comentada.
Esa noche olvidé llevar el celular a casa de Angélica Fontennla y no leí el mensaje de Christian donde me recordaba su novela. El lunes no recuerdo qué paso, pero el mensaje lo leí recién el martes a la tarde porque a la mañana estaba el celular cargándose. No contesté entonces y me dispuse a trabajar con la gramática de su novela, concluyendo recién este jueves. Ya había fallecido Christian y yo aún no lo sabía. Sentí la necesidad de continuar con la tarea gramatical, era de noche y estaba sólo en mi estudio. La hora era imprudente para enviarle mensajes de consultas a Christian, pero creo que él –y no lo siento como sugestión–, por un largo momento que lo necesité, me acompañó y decidió si debía, por ejemplo, cambiar la expresión “lo que pasa es que” por “pasa que” o “cuanto pasa”. Mi amigo Christian, creador, autor de Ghotica Transilvania, su novela, sé que trabajó conmigo y me acompañó largas horas esa noche.
Ingrid quiso comunicarse conmigo desde el lunes pasado, pero no sabía cómo y no se le ocurrió ver mi número telefónico en la agenda de contactos del celular de Christian, quien, por otra parte y por sugerencia mía, para que dure más la carga acostumbraba borrar los mensajes enviados y recibidos en el momento o a diario.
Desconocía Ingrid la contraseña del correo de Yahoo de su hermano, además de encontrarse muy mal y tener que encargarse de todo. Le fue muy doloroso y debió sobreponerse. El martes, no encontrando en la guía mi teléfono, consigue mi dirección electrónica en Google y me envía un mail, que leo recién el miércoles al mediodía (ya casi concluida la corrección de la novela). La llamo a su casa, sin saber –aunque lo presentí– qué pasaba. Me entero entonces que durante su internación había sufrido un paro respiratorio que lo médicos no lograron superar en una desesperada lucha que duró 7 minutos.
La noticia me hundió en un profundo dolor. Imagino el sufrimiento de su mamá que ahora ve superada su vida a la de su joven hijo, y la entereza de Ingrid que debió hacerse cargo de la situación. Christian ya no está con nosotros pero sé que se encuentra bien. No tengo dudas.
Siento que debo disculparme con ustedes por tan descriptiva realidad. No quiero prolongar este dolor, pero Christian fue, mientras pudo acompañarnos, nuestro compañero en la escuela, mi amigo, condiscípulo y admirado colega de las letras; y, además, para ustedes y para mí, nuestro querible Piegrande2”.
Decidí subir al bloque de "Noticias" de la página del aula de Narrativa en la Escuela de Narrativa y Guión de Cine / SADE este descargo de mi alma. También a las comunidades de escritores que frecuentábamos, tal como lo hago ahora en el tablón de su página.
Aún desde mi agnosticismo de hoy, hombre de fe, les pido a todos una oración por Christian. Muchas gracias.
Asumo ahora la realidad de Christian en su nuevo estado espiritual y pasaré a disfrutar de su compañía en el recuerdo, tal como lo conocí en sus mejores momentos.
Adiós Piegrande2, querido amigo, hasta que nos volvamos a ver.
Norberto.
SAFARI, 15/05/08 21:10
en realidad es

tonycaluga@gmail.com
ysaiasnunez, 13/05/08 21:24
¿Dónde está el primer cap? :S

Saludos...
Abedul, 10/01/08 16:55
A mí me gustaría saber como puedo comprar tu último libro en Chile.
Un abrazo
Paula.
Javier_Cotillo1, 05/12/07 03:39
Claro, que somos amigos.

Acabo de colgar "La revelación de Nené"

Nuevo saludo.

JACO
cuca, 22/11/07 17:23
DIME QUE SIGNIFICA BLOG Y COMO TENGO QUE HACERLO YA POR FAVOR, GRACIAS POR LEER SOBRE LO QUE SIGNIFICA SER ABUELITA Y TU NO LO ERES PIE GRANDE.

cuca chile,arica
Mariana_Carrera, 02/10/07 03:29
Perdón...pero de que cuento,me hablas??
esa frase la saque de la serie de terror...
"La otra cara del espejo"...lo demás es mera coincidencia.
jorgenrique, 06/09/07 17:28
AMIGO. ME HA OCURRIDO UN PROBLEMITA Y HE PERDIDO EL TEXTO "ESCENAS DE LA GUERRA. BAGDAD." SI DE CASUALIDAD LO CUARDARSTE EN ALGUN LADO POR FAVOR ME LO RESCATAS. ES UN VERDADERO FAVOR.HASTA PRONTO.
antovazquez, 05/09/07 00:09
que alegría me dió encontrarte,espero podamos compartir nuestra literatura,con cariño anto
Páginas: 1
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Subir poesía