Roseta y Rosita

Caminando por las calles de San Martín, me encontré con Roseta Malpartida. Si bien era cierto que había terminado hace 15 años la escuela, aún podía reconocer a una amiga cuando la veía y era muy difícil olvidar el rostro de Roseta, firme, serio, de esos que hasta miedo te daba. Además, era muy bonita a pesar de su expresión, así que razón menos para olvidarla. Sus rubios cabellos y ojitos marrones fueron un éxito en nuestro años escolares. Por eso me emocioné un montón al encontrarla comprando en un puesto de libros. Quería saber que cosas había echo, porque de algo estaba segura, eran cosas grandes. Lástima que no hablamos de eso aquel día, sino de Rosita. La invité a tomar un café conmigo, si que estaba con ganas de hablar con alguien de la promoción.

-         Y cuéntame pues...¿qué ha sido de tu vida?- pregunté entusiasmada.

-         Más o menos amiga...- contestó mirándose las manos.

-         ¿Por qué? ¿qué ha pasado?

-         Ay amiga- dijo dramáticamente- no sé si sabías que me casé con Pedro...Pedro Fernández.

-         Ah si...algo me pareció escuchar- Quien lo iba a olvidar, si invitó solo a 5 personas de la promoción, y no me incluyó- ¿Algún problema con él?

-         Si...no...bueno no...no con él precisamente...es...con...complicado...

-         Bueno, no te sigo...¿el problema es tal vez...con tu suegra?- No sería nada nuevo, si hasta yo he tenido problemitas con la mía.

-         No, el problema es su niña, Rosita- dijo frunciendo el ceño.

-         ¿Tenía una hija?- Vaya, vaya...lo que uno se viene a enterar...pero bueno, no me sorprende, Pedrito era el cuero de la promoción, y no solo eso, era también, el más mujeriego.

-         Si, tiene 6 años...y es linda y todo...pero Rosita es...es...

-         ¿Es...?- presioné.

-         Es...un estorbo...- suspiró.

El comentario de Roseta me sorprendió bastante, nunca había escuchado a alguien, así, tan cercano a mi, referirse de esa manera de un niño.

-         ¿Por qué lo dices?- pregunté interesada.

-         Veras...estoy embarazada...espera...- me cortó antes de que abriera la boca para felicitarla- ¿Te imaginas cuando nazca mi hijo? Pedro va a seguir pendiente de Rosita, y a mi me puede dejar de lado...y a su hijito también...¿no lo crees?

La miré unos segundos y contesté lo primero que se me vino a la mente.

-         No lo creo...a pesar de que no recuerde mucho a Pedro, sé que si quiere a Rosita, querrá a tu hijo también...tu idea me parece tonta...

-         Bueno, yo no lo veo así...esa niña me esta irritando, llorando todas las noches y haciendo que Pedro me deje sola...además de que todo el día se la pasa pegada a él...y cuando le reclamo a Pedro...me dice que aún extraña a su mamá...mocosa antipática....- dijo despectivamente.

-         ¿Sabe que estas embarazada?

-         Aún no, hoy se lo voy a decir- Roseta estaba algo exaltada, se notaba por la manera como hablaba.

-         Sigue mi consejo...trata bien a Rosita...ahora es como tu hija...

-         Si...si...esto...¿sabes Marlene? Tengo que irme, una lástima que no pueda terminar de charlar contigo...- dijo mientras se levantaba- Me llamas cuando quieras ¿si?

Era muy curioso que lo dijera, si no me había dado su número, pero...Roseta era una persona a la cual no le gustaban los reclamos, siempre quería solo halagos y que todos aceptaran lo que decía y pensaba. Hay personas que nunca cambian.

-         Nos vemos Roseta, suerte con Rosita...

-         Si, ok...bye

Esa conversación fue hace dos años...la recuerdo siempre que veo a una mujer con dos pequeños. Y es que aún me imagino a Roseta con una indefensa niña...sintiéndola como un estorbo...

Sé que no puede haber hecho más, pero me hubiera gustado decirle a Roseta que más pena me daba la niña que ella, porque ella impondría a su hijo ante todo...haría lo que fuera para que la pobre niña no recibiera atención y lo peor de todo seria que Rosita no tendría a nadie que la defendiera...ojalá que me equivoque y Pedrito, sea buen padre.

 

 
 

Dedicado a la madrastra de mi abuela, que según ésta, fue muy buena con ella, para que vean que no todas las madrastras son malas J

 

 

 

Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Escrito por: javier2008       23/09/08 02:42
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
woou increible lo q as escrito yo tambien soy de peru de tacna me da gusto q aya personas q escriban tan chvr cudiat besos nos leemos
Escrito por: MANTIS       16/09/08 22:55
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
QUE TERNURITA
:)
Escrito por: Loreto_Silva       12/09/08 07:24
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Rina siempre me sorprendes, eres tan tierna para escribir.

Loreto
Escrito por: Lunastra       10/09/08 06:40
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
MUY INTERESANTE
Escrito por: KARYNNA       05/09/08 04:44
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Eres un dulce amiguita,una historia bellisima,deja pensando igualmente a cuantos le habrà tocado la otra parte...maravilloso trabajo amiga.

dos besos
Escrito por: rotko       29/08/08 07:37
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Excelente tu sensibilidad de escritora para hacenos notar esos dramas que se dan y por los que pasamos casi sin darnos cuenta, gracias amiga
Escrito por: theo       27/08/08 05:41
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Escogistes un tema muy de nuestra vida común, y es allí donde se ofrecen mayores alternativas para el cuento y la novela.

Muy buena en tu Prosa

Respecto al cuento, cabe destacar que se trata de una narración breve de hechos imaginarios. Los especialistas suelen reconocer dos grandes tipos de cuentos: el cuento popular y el cuento literario. El cuento popular es una narración tradicional que se transmite en forma oral a través de distintas generaciones. Pueden existir diversas versiones de un mismo relato, con estructuras similares y diferentes detalles. El cuento literario o cuento moderno, en cambio, es un texto concebido a través de la escritura y para ser transmitido de la misma forma.
Escrito por: Siniestro       25/08/08 23:13
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Buena inconclusión, bien lograda.
Escrito por: rufo_poeta       21/08/08 00:56
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
excelente historia. me ha encantado mucho...
Escrito por: Vilma       16/08/08 20:20
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Un gusto leerte Dayane!!!!!!!!!!! Besos. Vi.
Escrito por: Osvaldo       13/08/08 02:35
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Brillante relato.
Escrito por: almixu       10/08/08 19:41
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
felicidades por haber llenado mi vida con tus relatos otra vez Maestra, ya te extrañaba mucho. tengo esxperiencia con las madrastras y no son como se las suele pensar, malas y de aspecto horripilante, no, algunads yy me atrevería decir que la mayoría son simpáticas y muy buenas con los hijos que no son suyos también. besitos guapetona ^_^!!
Escrito por: bibi       10/08/08 04:05
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Muy buen relato Rina...
Lo encontré reflexivo...muy buena observadora y una postura un tanto irónica,( el nombre del personaje a eso me refiero).

cariños
Escrito por: Mariela       09/08/08 22:13
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
La idea de las madrastras malas es por culpa de los cuentos infantiles. En general las madrastras tratan muy bien a sus hijastros y llegan a quererlos mucho.
Escrito por: ClemenRock       09/08/08 20:14
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Lo de las madastras malas normalmente se debe a leyendas urbanas, pues normalmente tratan a sus hijastros como si suyos fueran.

Excelente relato y enternecedores diálogos, se echaba de menos tu estilo ya por aquí. Saludos.
Escrito por: Renanalvarez       07/08/08 01:58
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Un relato donde expresas el sentir de muchas mujeres invadidas por el egoismo, y no pueden ver el amor extendido en otra familia haciéndola propia.
excelente exto.
saludos
Martín
Escrito por: JuanCruzBordoy       05/08/08 10:28
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Por supuesto que no lo son,amiga.Depende de la ubicación que tengamos como seres humanos.No es un tema fácil.Es un mecanismo que debe funcionar aceitadamente.No creo que haya maldad en el caso que no funcione.Sólo hay que estar muy atento,y distribuir afectos exáctamente por igual,para no herir susceptibilidades.Sobre todo,en la parte propia,que es quien debe aceptar la otra parte.Todo un arte.
Me agrada leerte,ya que siempre tienes un tema interesante,y lo desarrollas de manera que incluyes al espectador a la mesa de diálogo.
Un beso,
Miguel.
Escrito por: narciza       04/08/08 23:00
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
FELICIDADES amiga, aprapa su historia del princio al fin, solo espero que nunca un niño-a, viva el calvario de una mala madrastra, conosco algunas que son muy buenas, y lo mejor es el homenaje a la madrasta de tu abuelita. Hasta pronto bay bai.
Escrito por: minerva       04/08/08 16:45
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
interesante historia, en efecto, no todas las madastras son malas, hay quienes tienen un corazón enorme; de las otras mejor no hablamos. Es bueno que se toquen estos temas que hacen reflexionar a la sociedad, acerca del valor de los niños; un niño es un niño caramba, sea nuestro hijo o no, un niño siempre necesita ternura y comprensión, no importa quien haya sido su madre.
ya te extrañaba esto querida, gracias .
Escrito por: dizfraz       04/08/08 16:02
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Hola querida Rina.
Por fin pude leer un escrito tuyo,
vaya que cada vez me sorprendes...
Manera sutíl la tuya de tratar asuntos
como estos de las madrastras jajaja!!

Muy bueno, saludos
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias