Luz de neón.

 

Estoy cuidando al viejo gato montés de que no cometa alguna locura ya que está haciendo música con el canario de las tres letras, sé que no te agradan pero ellos me hicieron recordar. Así que deja de escupir la forma en que llegará esto a tus manos, solo obsérvalo a contraluz.

La gula es pecado cuando el hambre no es una necesidad, por ahora te busco aún estando satisfecho del miedo a las palabras.

Vamos muéstrate ya, sin acertijos ni banalidades, deja de hacerlo en mis sueños, ¿porqué solo de esa manera te atreves a buscarme? salte de las sombras, sigue la luz de neón, que yo soy un lugar seguro.

Es una invitación al placer necesario, a la insana cordura, a la imaginación justa y divina.

La evocación será mutua, porque lo que estás buscando yo lo resguardo, tú lo sabes. Ven, solo recuerda que la puerta está cerrada, pero si volteas hacia tu librero verás que te he dejado la llave, no te demores que ya empieza a llover…

Psycho.

Registrarte y comentar la historia

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias