JUEVES

Categoría(s): AUTORRETRATO

JUEVES


Y aquí estaba yo, ya toda una mujer de 18 años, haciendo algo que me encantaba y ayudando mucho en la casa, mi papá seguía como siempre , no ayudando mucho, pero mi  mamá , seguía enamorada y nunca quiso llevar el problema por la vía legal, cosa que nosotras le agradecimos mucho.
Mis hermanas seguían estudiando, la que seguía de mi se llamaba vicky y la pequeña ya mencione que su nombre era Pili, así que Vicky ya habia terminado su carrera, pues ella quiso estudiar secretaria bilingüe, y ya estaba trabajando, la mas pequeña estaba terminando la primaria.
Nosotras cuatro siempre nos amamos mucho, pues al sentirnos solas, y lejos de nuestra tierra, como que formamos un grupo muy solidó, y siempre ayudando a mi mamá en lo que podíamos, la mas especial de las tres era Vicky, pues ella adoraba a mi padre, era un amor medio enfermizo, el era lo máximo para ella, y eso acarreaba de vez en cuando uno que otro problema conmigo, que aunque quería mucho a mi padre, estaba cien por ciento del lado de mi madre.
Y así pasaron los dias, yo feliz con mi trabajo, amigos y mi hogar no podía pedir mas, seguía extrañando mucho mi tierra, en las noches leía mucho de Juan Ramón Jiménez y se me hacia que estaba en una de las fincas o casas que el describía y con gente como yo, pero en el día, me absorbía mi trabajo y cuando veía a mis amigos los disfrutaba mucho, y además los quería de verdad.
Un día, como otro cualquiera conocí a un muchacho, tenia  22 años y se llamaba Rafael, lo llevaron a la casa, porque yo al ser la mayor no dejaba que mi hermana  Vicky saliera mucho, y dos de sus amigos lo llevaron par que me hiciera tercera, es decir, que saliera conmigo. La primera impresión de los dos, al conocernos fue de no gustarnos, yo era una mujer muy sencilla, no me pintaba nada y me vestía casi como hoy en día, con vestidos semi largos, flojos, cómodos y mi cabello recogido en un chongo o moño. El se veía guapo, moreno, de cabello muy negro, tipo mas bien italiano, su familia era de ahí, y se me hizo sumamente presumido. En fin, nadie iba a decirnos que algún día nos amaríamos. Paso el tiempo y llegaron los quince años de una muy querida amiga, como yo trabajaba hasta muy  tarde, quede de arreglarme y después ir, primero se fue mi familia, yo llegue como a las diez de la noche, claro, un poquito de pintura, un bonito peinado y un bello vestido hizo toda la diferencia, y cuando Rafael que también era un invitado me vio, no me reconoció, y andaba preguntando quien era, bueno para no hacerla muy larga, bailamos mucho, conversamos mas, y tanto el y como yo nos gustamos, quedamos de vernos el sábado siguiente y así, fue como poco a poco, me enamore de el.
Cuando esto paso, tuve que hablar con Luís, el director de la escuela, que seguíamos viéndonos, le dije que ahí terminaba todo y que siempre lo recordaría como algo especial, el me ofreció matrimonio, pensé, un poco tarde, ya no me gustaba ni sentia nada por el, pero siempre, quitando cuando le di la bofetada se comporto como un caballero.
No habia pasado un año, cuando ya estábamos preparándonos para casarnos, yo estaba locamente enamorada de él , lo veía como el ser mas inteligente del mundo, y francamente lo era, guapo, arrogante, humano, solo veía sus cualidades y aunque en la casa me dijeron que era muy joven para casarme no hice caso y seguí con mi proyecto.
Como tenia 19 años y no era mayor de edad, pues en aquel entonces debías tener 21, tuve que tener permiso de mis padres. Mi padre por aquel entonces vivía en Costa Rica y me envió el papel correspondiente firmado, Gobernación también firmo un papel donde decía que me daba permiso de pasar de la custodia de mi padre a la custodia del que seria mi esposo, pero me dio tres dias para casarme, para ese entonces, Rafael estaba en Villahermosa trabajando, así que yo, casi lloraba que iba a pasar, pero mis suegros me ayudaron mucho, mi suegro me dijo que quería de regalo yo le comente que dejara ir a mi suegra conmigo y así, mi mamá , mi suegra y yo salimos un sábado en la noche rumbo a Villahermosa, Tabasco, en aquel entonces muy retirado de México, pues habia que cruzar el rió Papaloapán ,o rió de las mariposas, entonces tenias que esperar la panga que nos llevaba al otro lado, yo muy nerviosa, mi mamá y mi suegra contentas viendo el paisaje y así llegamos a nuestro destino. El lunes 16 de mayo me case en la noche por lo civil y el martes 17 a las 7 de la mañana en la Iglesia. No lleve vestido de novia, solo un vestido blanco de calle, y mi mamá y mi suegra siendo las madrinas de todo.
Al otro día mis madres, se fueron, ¡como llore! no podía pensar que me quedaba sola con alguien a quien amaba mucho, pero le tenia un poco de miedo. Pero así es la vida, todo empieza y todo termina, ya era su esposa y nos fuimos al departamento que el ya habia amueblado.
Fue gentil conmigo, no puedo quejarme, me tuvo muchísima paciencia y así poco a poco me fue ganando, hoy en día cuando pienso en esos dias, me da un poco de risa y de nostalgia, pues con el tiempo fue un amante maravilloso y me hizo ser una mujer apasionada y también una gran amante.
Estuvimos ocho meses en ese lugar, ocho mese entre felicidad y tristeza, poco a poco fui descubriendo que el carácter de el era muy especial, y poco a poco mi miedo se convirtió en pavor, terror o como quieran llamarlo, pero podía cambiar de un segundo al otro, de ser una persona maravillosa y cariñosa, en un ser golpeador y burlón. Durante mi estancia en ese bellísimo lugar fui golpeada creo que por lo menos una vez al mes, ¿Por qué? No lo se, simplemente si rompía
Un vaso, o me estaba tardando si me pedía algo, NO LO SE, pero fui golpeada como nunca en mi vida lo había sido. Sinceramente a mis 19 años, no sabía que hacer ni a quien recurrir, y así fue empezando una vida llena de altibajos, que empecé a vivirla con terror, era mi miedo tan grande, que cuando el se iba, yo era feliz, cantaba, bailaba, pero cuando el llegaba me volvía muda en fin, es parte de algo que yo escogí, aunque muy bien engañada.
Nos fuimos a México, vivimos siempre en nuestra casa , nadie nunca supo nada de mi vida, y no pienso ponerla aquí, solo diré, que fui muy desgraciada, demasiado, digo yo, pero me habían enseñado que eso era para siempre y yo así lo asimile, yo lo habia escogido, yo me aguantaba.
Pasaron cuatro años, no quiero hablar de ellos, pero de pronto Dios fue bueno conmigo y me embarace, nunca me cuide, tuve un aborto y de pronto estaba embarazada, era yo tan feliz, todo lo demás no me importaba, ni que me gritaran, ni nada de lo que pasaba, solo era importante para mi que iba a tener un hijo, porque desde el principio supe que seria un hombre .
Y así fue, cuando se llego el tiempo, tuve un niño, pequeñito, peso dos kilos seiscientos gramos, con la cabeza como balón de fútbol americano, pues tuve un  parto algo difícil, y estuve algunas horas para tenerlo, y el niño fue acomodando su cabeza para salir, era tan blanco y feo , que como yo no lo vi., y todos mis padres, mis suegros, abuelos amigos y hasta su padre, me decían que habia tenido un niño precioso, yo me lo creí, y al otro día, cuando me levante y fui a verlo, (hoy me da risa) yo le decía a la enfermera que no era el mió, cuando ya vi. su pulsera con el nombre, llame por teléfono a mi mama, y le dije que porque me habia mentido, tenia un hijo horrible. El doctor fue a verme, yo lloraba como una tonta, me dijo que su cabeza tomaría su posición normal y que en quince dias seria un niño muy bonito. Yo no le creí nada, pero al fin de cuentas era mi hijo, cuando me lo trajeron, lo vi., tan pequeñito, me tomo mi dedo índice en sus manitas y así estuve una hora completa contemplándolo, ya lo veía precioso, cuando llego la enfermera, me pregunto ya le dio de mamar" yo abrí mucho los ojos y le dije no, no sabia que tenia que hacerlo, ella se rió, me lo puso en mi pecho y el bebe empezó a mamar.
A los tres dias estábamos en la casa, era el cumpleaños de Rafael padre, y lógico estaba toda la familia esperando por el bebe, a quien también llamamos Rafael pero le pusimos Miguel por mi abuelo, así que era Rafael Miguel. y así empezó otra etapa en mi vida, ahora era esposa y madre, lo cual me llenaba de felicidad, ser madre es sentir que un pedacito tuyo esta ahí, luego entiendes que es una persona independiente y que a veces no tiene nada tuyo, solo el apellido, pero ahora yo me encontraba siendo la madre mas feliz del mundo y dando gracias a Dios por esto.
 

 

 

Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Online
Escrito por: Angiemar       21/05/11 08:42
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
ASÍ ES PARA LAS MADRES SUS HIJOS SON LO MAS HERMOSO PORQUE SON PARTE DE SU SER... LINDO QUE CUENTES ESTAS EXPERIENCIAS AMIGA SON MUY CONSTRUCTIVAS :)
Escrito por: Renanalvarez       25/02/11 20:23
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Hay algunas contradicciones, pero se deja leer.
un abrazo Mayca
Escrito por: OSCARIN       13/05/10 03:40
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Hola Mayca...

Un relato que pasa por muchos sentimientos, melancolía, tristeza, amor, y mucha expectativas por el futuro... describes tu vida de una forma hermosa, pasa por las alegrías con el mismo tono con que pasas por tus tristezas, lo que denota mucha madures y experiencias vividas, se le nota por todos lados que es una hermosa madre...

De un hijo con mucho amor por su madre, pero un poco distraído.

Oscar Ivan.
Escrito por: marquesita       10/03/10 20:56
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
sigo leyendo entusiamasda y con lagrimas en los ojos por la vida dura que tubiste que pasar.
Escrito por: mayca       16/10/08 05:19
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
BESOS PILI
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias