Jóvenes Puros [Capitulo 36] Un robo desafortunado

Jóvenes Puros

Saga 2

El moreno

Capitulo 36

Un robo desafortunado

 
 
Salieron algo confundidas. Era aterrador verse seguidas todo el tiempo. Sonrojadas caminaron por los pasillos del centro de comercios. Sus pasos la llevaron a uno con nombre de familiar. Ta Ta. El mismo era una sucesión de góndolas coronado por al menos tres o cuatro cajas. El movimiento de el lugar de arranque no les llamo poderosamente la atención
 
Pero en un momento dado, unos hombres que se iban a un pasillo de los centrales les llamo poderosamente la atención, eran los guardias de seguridad. Siguieron a un gordo rechoncho con barba y a un flaco con pelo blanco y bigote en forma de V invertida. Vieron como ellos eran golpeados salvajemente por tres delincuentes que portaban armas blancas y palos largos.
 
Los asustados guardias terminaron cediendo, uno de ellos fue cortado en la mejilla. En esos momentos el que portaba el palo más macizo pego un diestro bastonazo en la mollera al mas gordo dejándole patas arriba
 
-Oigan detenganse - alcanzo a gritar Soledad antes de que ellos, con dos carritos llenos de cosas fueran detrás de ellas.
 
Las jóvenes hacen un escandalo saltando entre las aterrorizadas compradoras o compadres paralizados, y se van al cambiador. El cambiador es un cuarto muy cercano a las cajas y en el cual la gente se muda de prendas
 
Se meten en el. Ambas estaba vestidas como chicas normales y oyen que a pesar de que ponen tranca palos y puños se descargan en la puerta. Atemorizadas ante un ataque desmedido, se toman de las manos. Sin medir las consecuencias se transforman y salen con unos abrigos que quedaron en el lugar por error.
 
Se escapan y aunque los ladrones intentan seguirla, logran sacarle las prendas justo a tiempo. Y en eso tirando los abrigos por arriba de una de las góndolas, dejando que este caiga sobre una vieja que chilla dementemente al verse con el encima, sonriendo amargamente, ven llegar a los ladrones.
 
Los ladrones eran, un hombre que era muy alto y delgado al cual le decían el laucha y parecía un ser lleno de rocas adentro, razón de su nombre, un enano que tenia mal genio y que era muy resistente, y el ultimo, una especie de hombre pelo, lleno de pelos en todos partes y unas uñas muy largas, de todos parecía el peor, por fuerza y suciedad.

Pero no contaban con hallarse con dos heroínas en vez de dos nenas
 
 
 
Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Escrito por: almacat_elric       28/05/11 01:56
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
jaja pobres ladrones jaja, no saben los que les espera....
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar relatos