IZQUIERDA Y DERECHA: DOS MOVIMIENTOS IDEOLÓGICOS ARRASTRADOS

 

Elerfo Macsi

 

¿Qué es la izquierda? Es la mano zurda del hombre que no puede ejecutar movimientos esforzados o adecuados. En otras palabras la mano izquierda es inútil es pobre físicamente y fácilmente no se puede desenvolver solitariamente. Entonces la izquierda política es esa. Los ricos han hecho lo que mejor les parezca en el Perú y el mundo. Y esos ricos son los llamados derechistas, capitalistas, neoliberales, etc.
¿Quién dijo que la izquierda es izquierda? La izquierda política es fundada por la izquierda derechista que tan sólo llevan de nombre o logo a la izquierda que según ellos es del pueblo, pero en realidad esa izquierda del pueblo no existe.
Si dicen que la izquierda es la política del pobre ¿qué hacía Marx, Lenin, Mao, Fidel, etc. En las filas de la izquierda?
¿O qué hacen Hugo Chávez, Rafael Correa, Ollanta Humala, etc. Entre la gente consumada?
¿No es una exageración de la política izquierda derechista canibálica?
Si realmente la izquierda fuera de los pobres, Eleuterio Rufo encabezaría esta lista o por qué no René Solano Suxo o René Ramos, etc.
En ese sentido, está claro que la izquierda simplemente sirve de nombre para aprovecharse de los realmente pobres.
Que si los políticos nos hacen creer que son de la izquierda del pobre y que enumeran una serie de promesas frente a una población ignorante, es propia de una excitación política, es propia de los tontos que prometen y prometen sin saber cómo hacerlo. Si bien es cierto que: “del dicho al hecho hay mucho trecho”. Entonces, la frase indicada se convierte en la verdad y en la verdad de los mentirosos.
En la actualidad, en pleno siglo XXI; decir que soy de la izquierda cavernaria está de moda, es como si alguien se compra un pantalón  Jeans o una camisa Parada 111. Y para los ignorantes ver a un izquierdista u oír sus discursos adulantes a favor de los pobres, es como si vieran u oyeran a un dios que viene a salvar el mundo.
Y ahora nos preguntamos ¿Qué es la derecha? Es la mano diestra del ser vivo. Es de mucha utilidad para el hombre.
La derecha canibálica sigue siendo la cabeza principal de muchos estados de Norteamérica. En cambio, en Latinoamérica esa derecha aniquilante está desapareciendo pobremente y en algunos países ya murió. En Venezuela, la derecha ha perdido el poder hace muchos años. En Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Bolivia la izquierda se ha apoderado del poder y está arrasando con todo. La derecha perdió el poder en cada uno de estos países, pues la izquierda está en pleno proceso de izquierdización de los ciudadanos; a la vez ha asumido un rol bastante importante y seria en Ecuador y Bolivia, y eso es loable; porque es para el bien de los latinoamericanos.
Los países rezagados en Latinoamérica son Perú y Colombia, en las que persisten y pretenden sobrevivir las clases derechistas. Sin embargo, los hombres con conciencia personal repudian las políticas del perro del hortelano y Álvaro Uribe (mandatario colombiano), quienes poseen ingerencias políticas del gobierno norteamericano.
En el Perú y el mundo son pocos los derechistas que sobreviven de entre las cenizas, lo mismo ocurre con los izquierdistas que poseen mano diestra; por lo que no es necesario hablar de estos temas, porque es una pérdida de tiempo. Sin embargo, la humanidad nos exige que conozcamos nuestra realidad y verdad. Estoy revelándola para que conozcan la verdad de las mentiras de aquellos movimientos políticos canibálicos y cavernarios y para que se aparten de esos grupillos del mal destino.
La sociedad, cuando se une a las clases izquierdistas o derechistas se corrompe, pierde su capacidad política y se arrastran de rodillas detrás de esas clases sociales, por eso necesitamos enterrar a esas clases ideológicas totalmente muertas y echarle un poco de tierrita para que sus llantos no se oigan jamás.
Hasta que no desaparezcan los grupillos izquierda – derechas, la pobreza en el mundo arrasará con todo, arribará a la sima del éxito. Y si estos desaparecen de un solo vuelo, la humanidad florecerá como las flores del campo.
Los pobres ya no seguirán siendo pobres, los ricos ya no seguirán siendo ricos; morirán de hambre, nosotros. Todo cambiará cuando estas viejas políticas de estado sean sepultadas en el infierno. Y el único beneficiario de esto será la humanidad, nada más. El pueblo es quien vencerá al pueblo y optará otro sendero para llegar a la cima del éxito.
Para transformar el ecuménico no necesitamos robots, cerebros electrónicos, tecnologías destructoras a punta, ni celulares al filo. Necesitamos el esfuerzo humano y la verdadera inteligencia humana. No es Barack Obama quien salve al mundo de esta desgracia, ni Evo Morales que lo haga. El mundo es de hombres, tiene una naturaleza y esa naturaleza nos exige y obliga a que vivamos humanamente, mas no jodiendo el ambiente como lo hacen algunos países que se hacen llamar súper desarrollados en nombre del señor. Pero, si hablamos humanamente no lo son.
A un país no se le mide por lo que tiene, ni por lo que sabe hacer, sabe explotar y gracias a ello sabe progresar; sino por lo que tiene y sabe cuidarlo, sabe protegerlo y por lo que por compasión de ellos sabe atrasarse, subdesarrollarse y hacerse llamar subdesarrollado. Claro, son subdesarrollados humanamente, por querer vivir como hombres, como seres vivientes. Y también hay países desarrollados mental y mortalmente. Se llaman países potencias, potencias en joder el mundo, potencias en traer al mundo los males, las desgracias. En cambio, los hombres y países subdesarrollados son potencias del bien, del buen vivir, de traer al mundo la paz, el amor y todo lo bueno para convivir en esta orbe.
Las políticas e ideologías de aquellos candidatos son esas, los grandes problemas del mundo: la contaminación, el hambre, la miseria, etc. Llegan al poder comprometiéndose en solucionar tales problemas; como si ellos fueron los dioses, los salvadores de la humanidad. Sin embargo, la humanidad sigue creyendo en esas patrañas de los tontos, por eso el mundo está tal como está. Si no cambiamos de actitud, seguiremos siendo los relegados. Los pobres seguirán siendo pobres, los ricos seguirán siendo ricos. Seguirán habiendo países desarrollados y subdesarrollados. Seguirán sobreviviendo las clases altas y bajas (derechistas e izquierdistas) y el mundo seguirá siendo jodido.
¡Hermanos humanos, no hay nadie quien cambie el mundo, sólo somos nosotros!
Elerfo Macsi.


Registrarte y comentar la historia

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias