Intercambio de Parejas - Swinger

Autor: MONICA BUGLIONE0807050806961 
 
 
 
Mucho lamentamos haber perdido tanto tiempo. Hace cinco años mi marido accedió a mis ratones y aceptó intentar el intercambio.
El vivió en Francia y en Bélgica y estaba la posibilidad de un próximo viaje a la ciudad de Brujas (Bélgica), bellisima ciudad, declarada en el año 2000 por la UNESCO, patrimonio de la humanidad. Pero ese viaje se demoraba, así que optamos por poner un aviso en una revista para adultos en Buenos Aires, que era donde en ese momento estabamos viviendo.
No tuvimos demasiadas respuestas a nuestro pedido, así que optamos por ir a un boliche swinger y poder experimentarlo, sin demorarlo más.
Asi conocimos a Marisa y Ezequiel, una pareja maravillosamente abierta, a la que no describiré demasiado, por las dudas, ya que la discreción es fundamental en estos casos.
La noche del debut cenamos en un restaurante de Puerto Madero, no lejos de donde vivían, y fuimos a su casa.
Alli conversamos y tomamos café y los hombres no se porque motivo no arrancaban. Asi que Marisa me llevó al dormitorio y los hombres no nos vieron por un rato largo.
Cuándo creo ellos irían por su tercera copa, fue cuando me aparecí en el marco de la puerta del living, completamente desnuda y desde allí les pregunté si pensaban pasar la noche conversando.
Ezequiel me animó y me siguieron al instante los dos hacia el cuarto. En la cama estaba Marisa, también completamente desnuda sonriendo y cubriéndose sus enormes lolas - las dos tenemos más de 98 cm - pero a ella le gusta erguirlas, tocarlas y eso las hace parecer más grandes.
Ezequiel empezó a desvestirse y nos preguntó si nosotras dos ya habíamos hecho algo... Marisa respondió - Por supuesto-, quiso entonces saber que y Marisa mirándolos a los dos les dijo :< Esto > 

 

 y se metió entre mis piernas y me empezó a hacer un soberbio cunnilingus, mientras yo miraba en la cara de mi marido la satisfacción y de paso admiraba la hermosa y redonda cola de Marisa bien levantada y cubierta del abundante vello púbico que era su distintivo genital.


Claudio - mi marido - se animó y se acercó a ella comenzando a tocarla timidamente. Yo a mi vez besé las nalgas de Marisa que se abrió , para que llegase con mi lengua - me dijo que la volvian muy loca los besos negros.
En mi mano derecha tenia el falo erecto de Ezequiel que se estaba poniendo de un tamaño descomunal.
Claudio y  Ezequiel terminaron de desnudarse completamente, y antes que mi marido se termine de sacar su boxer, yo ya tenia en mi boca el tallo de jade de Ezequiel, quien arrodillado junto a mi cara, gemia por lo que Marisa me hacía ahora a mí, con su lengua.
Ezequiel se puso de pié junto a la cama y me puso su genitalidad en mi boca, dándomela para saborear con mi cochina lengua.
Pocos segundos después, yo tenia sexo con Ezequiel y Marisa con mi marido.
Asi debutamos con nuestros intercambios.


Algo que les gusto mucho a los hombres fue cuando Marisa y yo, les chupamos las dos juntas, al mismo tiempo, sus falos deliciosos.
 Primero se lo hicimos a Ezequiel que deliró con las dos bocas deslizándose por su miembro y tambien Claudio, que se puso como loco al verme junto a otra mujer y hacer ese ménage à trois con dos mujeres, que tenia como una de sus mejores fantasias.
Aunque a los dos hombres, lo que más les gustó fue cuando Marisa y yo seguimos las dos solas, mientras ellos nos miraban, sentados en el borde de la cama.


Esperamos encontrar otra pareja tan copada como ellos. Ofrecemos discreción, y las mismas ganas de seguir teniendo tan buenas experiencias.
 


º
º
º
 

Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Escrito por: camacho       01/07/08 21:10
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
oie si que tu nombre lo dice todo eres muy erotica esta un poco atrevididillo pero esta bien ok bye
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar historias