Tizapan raices de mi pueblo: Repartición de Tierras en San Franscisco Atizapán

Categoría(s): Historias

                                                            Repartición  de  Tierras
                                                        En San Francisco Tizapán


Sobre la repartición de tierras el antecedente mas antiguo sobre la propiedad sabemos que la fuente de concentración de la tierra en México lo demostró ya Silvio Zavala y fueron las Mercedes Reales. Para el propósito del presente trabajo, iniciamos con el antecedente inmediato que es la encomienda donde solamente se otorgaba derechos sobre la fuerza de trabajo y su tributo pero no sobre la propiedad sobre la tierra.
    La encomienda de Tacuba fue otorgada por Hernán Cortés el 26 de junio de 1526 en ocasión del casamiento de Isabel Moctezuma con Alonso de Grado. La dio como dote en arras a ella de sus descendientes en el nombre de su majestad y como gobernador y Capitán general de estas partes y porque de derecho le pertenece su patrimonio y legítima el señorío y los naturales del pueblo de Tacuba, y sus instancias y sus pueblos son sujetos al pueblo de Tacuba y al señor de ella, lo que dio a la señora Isabel para que lo tenga y lo goce, para siempre jamás.
    A la muerte de Isabel entre 1550 y 1551 su encomienda entró en conflicto; dos personajes se disputaron la herencia, su hijo mayor Juan Andrade y su viudo Juan Cano, el caso fue decidido inicialmente en favor del primero, después fue apelado por Juan Cano.
Aunque las encomiendas fueron prohibidas hacia 1543, la de Isabel Moctezuma escapó a este designio y se prorrogó a dos generaciones más, posteriormente, por cédula real de 1590 se le otorgó carácter perpetuo.
      De esta manera en los inicios de la colonia se puede hablar de la encomienda de Isabel Moctezuma; sin embargo, posteriormente se convirtió en el pago de una renta vitalicia a sus descendientes.
Isabel Moctezuma había sido esposa de Cuauhtemoc en 1525; se casó con Alonso de Grado, Pedro Gallego y Juan Cano, fue también concubina de Cortés de quien tuvo una hija. De Alonso de Grado y Juan Cano tres hijos y dos hijas respectivamente. Alonso de grado murió en 1531, Isabel Moctezuma en 1551 ó 1552 y Juan Cano murió en Sevilla en 1572.

     Ante la necesidad de repartir las tierras, Antonio de Mendoza Y Pacheco (1537-1550, Marqués de Mondejar, conde de Tendilla y Virrey de Perú)

 pide autorización a la reina en España para la dotación de tierras en Azcapotzalco, Tenayuca y Tacuba (a donde pertenecía la estancia de SAN FRANCISCO TIZAPAN) entre conquistadores y pobladores antiguos (1535), veamos un documento encontrado entre los archivos:

 “Madrid, 27 de octubre de 1535 La Reina: Don Antonio de Mendoza, nuestro virrey y gobernador de la Nueva España y Presidente de la nuestra Audiencia y Chanciller que en ella reside. Hernán Jiménez, en nombre de esa ciudad de México, me hizo relación que en terminó de la dicha ciudad y cerca de ella hay ciertas tierras que se dicen de Azcapotzalco y Tacuba y Tenayuca, de que los vecinos y moradores desean y tienen necesidad, y me suplicó mandase dar licencia al cabildo de la dicha ciudad para que las pudiese repartir por caballerías, o como la mi merced  fuese conforme a cierta información y probanza que sobre ello se había hecho y al parecer que en ello habían dado el presidente y oidores de esa Audiencia. Por ende, Yo vos mando que veáis la dicha información y parecer, de que de su uso se hace mención, que es sin perjuicio de tercero, lo repartaís entre conquistadores y pobladores antiguos, que hayan de permanecer en esa tierra, de manera que en las partes que así señalá redes y diérereles a los dichos conquistadores y pobladores no haya exceso, en lo que mandamos que sean preferidas las personas más calificadas, y que lo que así repartiéreles no lo puedan vender a iglesia ni a monasterio ni a persona eclesiástica, so pena que lo hayan perdido y se puedan repartir a otros”.



Las  mercedes  Reales

    Las mercedes reates se otorgaban a los vasallos que fueran a poblar tierras nuevas, en especial a los españoles que eran los conquistadores y se daban para que los nuevos vasallos se atentaran al descubrimiento y población de indios y pudieran estar en la comodidad y conveniencia que desearan. "Muchos naturales también disfrutaron de este privilegio como lo fueron los herederos de Isabel Moctezuma quienes adquirieron tierras mediante mercedes.
     En 1565 Juan Andrade hijo del segundo matrimonio de Isabel, consiguió una caballería. En 1567 Gonzalo Cano hijo del tercer matrimonio de doña Isabel obtuvo tres caballerías para labrar en el Barrio de Totolica sujeto a San Bartolomé Naucalpan, en la jurisdicción de Tacuba.
   Con respecto a nuestra población, como ya se dijo anteriormente de su construcción y formación de una ermita que fue tomada como centro para la repartición de tierras de nuestro territorio.
Transcribiré un documento rescatado del Archivo general de la nación que dice:
Don Antonio de Mendoza nuestro Virrey Presidente e oidores de la santa Audiencia consejero real que crease en la ciudad de México de la Nueva España (ilegible] siendo el asiento e capitulación que el emperador mi señor (ilegible) tomar con esas tierras que seria mandar que el señor a todos los pueblos e lugares ó
estancias de indios principales e macehuales de esa tierra para el aprovechamiento e granjería de todas ellas: como más largamente en el asiento se contiene e agora nuevamente el cacique de la estancia de Tizapan sujeta a Tlacopan, nos pidió le hiciésemos merced las tierras, agua e montes de que gozar la comunidad de la dicha estancia, en la forma que las tenían y han estado poseiendo tiempo de su gentilidad hasta la presente de su thenor de la cuales la siguiente // El Rey, por cuanto por parte de Don Juan Baptista natural e principal del pueblo de Azcapotzalco nos fue hecha una relación diciendo que como descendiente que sois del gran Cuauhtemoc señor natural que fue de ese pueblo, teníase asentada una estancia poblada de indios macehuales, con todas las tierras y aguas necesarias para el aprovechamiento de los dichos indios en la parte e lugar que dicen Tizapan de San francisco y que por las tener por legítimo título nos pedisteis, nos suplicasteis nos hiciésemos merced a los dichos macehuales de todas ellas para prior de su comunidad porque temen que algunos españoles se las quieran quitar ó tomar con fuerza y contra de (ilegible) conforme a nuestra voluntad o como la nuestra fuese e visto por nosotros e por los de nuestro consejo de las yndias cierta probanza e diligencias de que ante ella se hizo demostración tuvimos por lo bien, por la presente voz hicimos merced a voz de Don Juan Baptista a los dichos indios de la dicha estancia de San francisco Tizapan hasta donde cupe ó hubiere lugar sin que sea perjuicio de otras poblaciones ó de deidades de otros yndios particulares (ilegible) tengan y nos concedemos el uso y aprovechamiento de las aguas del arroyo que corre por terrenos de la dicha estancia para el cultivo de sus labranzas y cementeras y es nuestra merced y voluntad que estemos que en si voz hacemos que sea y se entiende con el sitio de estancia para ganar ó menor que esta en el parage que le dicen tecajete que se compone de tres cerros hacia la parte de occidente que entre ellos hace una obra ó portezuela en donde está una peña ó piedra que llaman el sapo para que en el podáis traer e pastar vuestro ganado. Que todo lo que hagáis e tengáis vos y los dichos indios por de cosa vuestra propia adquirida
con justo y propio derecho, título y por propios de vuestra comunidad para siempre jamás, sin que por otra persona alguna serán quitadas y por ende os mandamos a vos e vuestro Virrey presente e oidores de la Nuestra Santa Corte y (ilegible) de la ciudad de Tenochtitlan México de esa Nueva España asi a los que agora son como los que serán de aquí en adelante no hagan merced a ninguna persona sobre las dichas tierras porque, los que se hubiesen hecho era lo que en adelante se Hiciesen donde agora nos devocamos e damos por ninguna y de ningún valor y afecto. Sino las amparadas de todas ellas y en todo lo demos que se les ofreciera guardando y escuchando el thenor de esta nuestra cédula según en la forma que en ella se contiene (ilegible) fecha Valladolid a 27 días del mes de octubre de 1537 años, sacóse por duplicado de los nuestros libros de los de Valladolid a 24 dias del mes de noviembre de 1537 años.
Firmas Ilegibles.
Merced de las tierras que les pertenecen a la estancia di San Francisco Tízapan sujeto del pueblo de Tlacopan en los reinos de la Nueva "España.
 Yo la reina (rúbrica}.-por mandato de su majestad Básquez, (rúbrica} (cuatro rúbricas) merced de las tierras que le pertenecen a la estancia de San Francisco Tízapán subjeto al pueblo di Tlacopan en los reinos de La Nueva España.- (duplicado). En la ciudad de México a cuatro dias del mes de septiembre de mil quinientos e cuarenta y un años, estando en el acuerde los
 señores Virrey Presidente e oidores de la audiencia Real de la Nueva España. Se presenta una real cédula a merced de otra parte contenido por Don Juan Baptista yndio principal del pueblo de Azcaputzaltongo, subjeto al de Tlacopan y vista la hubieren por presentada y puestos en pié la tomaron y pusieran sobre su caveza y dijeron que la obedecían y obedecieron por el acatamiento debido y que están prestos de hacer que se guarde, cumpla y ejecute su Thenor según y en la forma que ella se contiene y para su cumplimiento dieron comisión bastante a Diego de Villegas para que pase, con vara real de justicia en compañía de un escribiente real receptor a la estancia de Tízapan y les de posesión a los yndios de allá de todas las tierras que en dicha merced contienen y mandava y mandaron quedando razón ó testimonio de ella con acuerdo se le devuelva originalmente al dicho casique con un traslado de este asunto para en guarda de su derecho y asi lo pronunciaron y rubricaron ante mi Antonio de Turcias.- sacóse de su original que queda en su legajo y corregido.- 'Egurte 'Rúbrica.-en el pueblo de San francisco Tízapan a catorce días del mes de septiembre de mil e quinientos e cuarenta y un años, ante el muy magnifico señor 'Don Diego de Villegas, juez cornisón para esta causa nombrado e por ante el presente escribano de los testigos y uso escriptos pareció presente 'Don Juan Baptista yndio principal del pueblo de Azcapuzalco sujeto al de Tacuba, en compañía de otros yndios principales e naturales de este dicho pueblo que mediante Joseph Lagare, interprete para esta causa nombrado y jurado en forma de derecho dijeron llamarse Diego de Santiago, Pedro de san Míguel e Manuel de la Cruz hicieron presentación de una real cédula en que su majestad les hizo merced de las tierras que de uso en ella se declaran con el auto de esa otra parte contenido, e pidieron su cumplimiento e visto por el señor juez dijo que lo obedecía e obedeció e mandó que se nuda un cordel de cincuenta varas, con una vara de tres tercios de medir paños sedas, e midió las doce caballerías de tierras en cuadro quedando el dicho pueblo ó estancia de Tízapan en el centro de ellas conforme la dicha merced se manda, el después de haberlas deslindado e amojonado por los cuatro vientos, tomó por la mano al dicho principal y a los yndios e les dijo que en nombre de su majestad y el de su comunidad les daba posesión de todas ellas y ellos respondieron diciendo que el dicho nombre la tomaron y en señal de ella arrancaron llerbas e tiraron piedras de una parte a otra, e yo el dicho escribano que fui presente a todo lo que dicho es, doy fe en testimonio de verdad de que la tomaron quieta y pacíficamente sin contradicción de persona alguna, siendo testigos mucho número de. gente, que para ello fueron citados y afirmo de dicho señor juez juntamente conmigo.- 'Diego de Villegas (rubrica) ante mí, Francisco de Molina escribano de su majestad (rúbrica) estando de pié en el campo e términos de dicha estancia de Tízapan, el dicho señor juez, en veinte y un dias del mes de septiembre del dicho año susodicho, e ante mí, el ynfraescríto escribano reconocido el sitio de ganado menor por vista de ojos que se compone de tres cerros medio montuosos, en donde hace un puerto que le dicen el sapo, donde viene el camino real que viene de Xiquipilco a la dicha estancia de Tizapan y no resultando contradicción de persona alguna tomo por la mano al dicho,.. Juan Baptista y a los demás yndios y les dijo en el nombre de su majestad les diera e les dio posesión del dicho sitio de estancia y ella dijeron que el dicho sitio de estancia y ella dijeron que en dicho sitio en señal de verdadera posesión en cada uno de los cerros quebraron albores, arrancaros
llerbas e tiraron piedras de una parte a otra ello el presente escribano e receptor certifico y doy fe que la tomaron sin contradicción de persona alguna, siendo testigos mucha gente que para ellos fueron citados y firmó el dicho señor juez de que doy fe Diego de Villegas, (rubrica).
    Estas  tierras dadas por Antonio de Mendoza, ratificadas en 1567 para los naturales de San Francisco Tizapán por el Virrey Gastón de Peralta (1566-1568).
    (En 27 de octubre de 1537 también se dieron las tierras a los naturales de San Mateo Tecoloapan y a los naturales de Santa María Calacoayan, siendo 12 caballerías, 3  por cada viento)
(RRV)

 

Registrarte y comentar la historia

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar poemas