el diario de mila capitulo 46: planes.



— ¿¡hijo, bajaras a cenar con tu hermano y con migo!? —me gritó mamá desde el primer piso.
— ¡si, mamá! —le contesté, después de todo me había pasado casi todo el día leyendo, no baje a almorzar así que de verdad que tenia mucha hambre.
Dejé el diario de Mila a un lado de la cama, boca a bajo en la hoja en la que me había quedado.
— no almorzaste, ¿cierto? A hoya esta igual que como la dejé en la tarde. — me dijo mamá. Mientras yo me disponía a sentarme a la meza, al lado de Johnny.
— no, es que me entretuve leyendo y se me pasó la hora. Pero ahora estoy hambriendto, asi que sírveme bien.
— te había preparado un estofado de coliflor, te encantaba cuando eras pequeño. — me dice sirviéndome.
— si, lo recuerdo, me encanta aun. —le contesté.
— en cambio yo lo odio. —dijo Johnny.
— vamos, es delicioso, hermano. — le dije.
— no se como pueden ser los 2 tan diferentes en gustos gastronómicos, tengo que ingeniármelas para cocinarles las cosas que a ustedes les encantan. Es difícil, por que no se ponen de acuerdo — sonríe mientras nos sirve.
— a mi me gusta mas el pollo, mamá. —dice Johnny
— entonces mañana cocinare un asado de pollo con verduras. También te gusta eso, ¿no es así, julio?
— mamá, a mi me encanta lo que tu cocinas, de verdad que si.
— gracias, hijo.
— a mi lo único que no me gusta es la coliflor. —agrega Johnny. — lo demás que concinas también me encanta.
— gracias a los 2, me gusta que disfruten de mis comidas.
En eso noté que mamá se sobaba el estomago.
— ¿te duele el estomago, mamá? —le pregunté.
— no, es solo un dolorcito que me viene de ves en cuando, no es nada.
— debes ir al hospital, mamá. — le dije.
— no es necesario, me tomo un antiácidos y se va.
— pero si regresa es pro que algo no anda bien, mamá —agrega Johnny.
— es cierto, mañana es lunes, mañana ve al hospital, saca una cita y que te digan a que se deben esos dolores ocasionales.
— ay, hijos, no creo que sea para tantos, a todos nos duele algo de ves en cuando, no es señal de que nos vayamos a morir. —sonríe.
— no digas eso n de broma, mamá. —le dije. — mañana mismo iras al hospital, yo mismo te llevare en la mañana, ¿ok?
— no, no es necesario, sabes que no me gustan los hospitales, cuando tu padree stubo mal pase horas en el hospital, me trae malos recuerdos.
— a todos nos trae malos recuerdos, pero debes ir, mañana a las 9 de la mañana iremos, que te hagan una revisión general y que después nos digan que tienes, a lo mejor es gastritis o alguna infección, pero sea lo que sea me sentiré mejor de saberlo.
— ay, hijo, nos harán esperar, me sacaran análisis, eso será tedioso.
— no importa, mamá, no quiero que te pase nada, y ese dolorcito si bien probablemente nos ea nada también podría ser algo importante, asi que no hay mas que decir, mañana iremos al hospital.
— esta bien, hijo.
De verdad me preocupaba esos dolores de mamá, después de lo que le pasó a papá, descubrir su enfermedad, ser testigo de cómo su enfermedad se lo consumía, jamás quiero ver algo así, por eso ir al hospital era para mi bastante duro. Y a eso sumémosle que fue en ese hospital en donde llevaron a mi pequeña el día de su accidente.
Termine de comer y después de tomar un té con mamá y hablar un rato de lo que hiso hoy pues me fui a mi habitación a seguir leyendo.
Entre y tomé el diario de Mila, continué desde donde había dejado mi lectura.
Hoy hable con mamá, querido diario; le pregunté si este año si la pasaria con papá en casa de la abuela, le pregunté recien despues de mucho ya que temia su respuesta, y es que no sabia si mamá habia planeado algo para nosotras, cosa que seria bastante extaña ya que normalmente siempre la pasamos con papá, pero nadie sabe, ademas el año pasado es un ejemplo. Aproveché que habíamos ido al centro comercial a pasar la tarde, vimos una película, paseamos y comimos helado, no se muy bien que celebrábamos, pero me dijo cuando regresé de la escuela que esta tarde seria una tarde de chicas y que me tendira para ella sola,  me dijo que hacia mucho que no pasábamos tiempo de madre he hija, y es verdad, hace bastante tiempo que no saliamos las 2 a hacer cosas divertidas.
Aproveche cuando estábamos en la heladería para preguntarle ya que la vi feliz y pues estuvo comprándome y llevándome a donde yo quería; le pregunte si este año la pasaríamos con papá y la abuela, ya que yo tenia muchas ganas de estar con ellos, armar el gran árbol, adornar la casa, ayudar a cocinar a la abuela junto a mamá también, todo eso. Ella me respondió que si, que esta navidad seguiríamos es tradición de pasarla en casa de la abuela y con papá. Eso me alegro muchísimo, aunque mamá dijo ese dia tendría trabajo que el nuevo jefe del área donde ella trabaja es un ogro y que lamentablemente trabajaría hasta cerca de las 11 de la noche, pero que  trataría de legar antes de que sean las 12 para esta todos juntos y reventar fuegos artificiales con papá, este año por fin podre reventar los que a mi me de la gana, al menos eso prometió papá. Mamá dijo que no podía hacer nada para cambiar eso, pero que sin falta estaría con nosotros esa noche.
Es increíble que solo falten 2 semanas y 3 días para navidad, de verdad estoy muy emocionada, sobretodo por que ya me entregaron la mayoría de notas y en todas estoy bien, tal como lo suponía, el lunes iré a dar mi examen de matemáticas y terminare el año correctamente. Y comenzaran las vacaciones. Dicho sea de paso hable con mamá también acerca de ellas, lamentablemente sus vacaciones comienzan en febrero y terminan en mayo. así que le tendré que decir a papá que pospongamos el viaje a febrero, se que no le molestara, ya que estará encantado de que mamá nos acompañe, ya que ella dijo que no habría problemas, que si vamos en febrero ella irá encantada, que incluso conoce un lugar donde podríamos ir, papá se pondrá feliz, estoy seguro.
Pasé la hoja continué leyendo.
Hoy Gina me dijo que su papá quiere que ella viaje a estados unidos por las vacaciones ya que su papá ah planeado llevar a sus 3 hijos incluida ella a esquiar a un lugar que no recuerdo el nombre ahora. Gina me dijo que pasará navidad con su mamá y que en año nuevo estaría viajando, dice que no es la primera ves, el año pasado su papá envió a su secretaria por ella y la llevó a su casa en estados unidos, pero que ella preferiría no ir, aun sigue algo enfadada con su padre,  además quería pasar las vacaciones conmigo, mejor dicho con Johnny, pero esto arruina de alguna manera sus planes, su mamá le dijo que seria de mala educación rechazar la invitación de su papá y que solo serian unas cuantas semanas, y regresaría, además la mamá de Gina también trabajaría en vacaciones asi que no tenia planeado nada juntas. Yo le dije que debía aprovechar y tratar de divertirse lo mas que pueda, aunque se que le costara un poco, así que descarto a Gina de mis vacaciones, no estará.
Al menos esta fin de semana estaremos juntas, dijo que quiere pasar lo mas posible de tempo cerca a Johnny. Aunque este no quiera estar cerca a ella.
Hoy me entregaron también mis ultimas notas, de civismo y de lenguaje, en ambos Salí con altas calificaciones. Hoy básicamente no hicimos nada en la escuela, solo estuvimos jugando, y pasando el rato, tomé muchas fotos para recordar a todos los del salón, ya que algunos se cambian de colegio para el otro año, menos mal yo no, mamá y papá están de acuerdo en dejarme ahí, es un buen colegio.
A la hora de salida Gina, Ramiro y yo nos paseamos por todo el lugar, incluso subimos a los pisos superiores, los auxiliares estaban mas ocupados en otras cosas, no estuvieron vigilando, pocas veces subí a los pisos de los grados superiores, fue una experiencia interesante, hay muchos alumnos grandotes.
No pude preguntarle a Ramiro que hará en las vacaciones, tenía muchas ganas, pero no encontré el momento, ya el lunes le preguntaré.
 A la hora de salida el director se despidió de todos los alumnos, ya que formal mente hoy fue el final de las clases, el lunes solo es subsanación para algunos. Y otros iran a clases de verano, para recuperar cursos y no repetir el año, que horrible, escuela de verano. Papá me dijo que el en mas de 2 ocasiones debió asistir. — eso es cierto — menos mal yo solo daré una pequeña prueba.
Al terminar el día, me despedí de Ramiro, sabiendo que lo vería el lunes, cuando de verdad me despediré ya que a lo mejor no lo veo en toda las vacaciones de verano, la verdad es que me entristece un poco, no verlo en tanto tiempo, al pensar en eso como que siento algo feo, aunque no se que es. Menos mal el lunes lo veré e iremos al centro comercial a divertirnos.
 A Gina la veré mañana, su mamá aceptó que pase el sábado conmigo en casa de papá ella llegara mañana temprano y de ahí nos iremos con papá, el cual también tiene trabajo, pero dice que lo terminara temprano, así podremos ir por pizza y helado.
Pase unas hojas, continué leyendo.
Este fin de semana fue divertido, papá cumplió su palabra, terminó su trabajo rápido así que el sábado pudimos pasarla juntos, fuimos al centro comercial, fuimos a comer, a los juegos mecánicos y a comprar las cosas para adornar la casa en navidad, dice papá que este año hay que renovar los adornos ya que los antiguos son pasados de moda, ahora se usan otros colores y otros adornos, además los otros están bastante viejos ya y como eran del abuelo no los quiere romper, los quiere guardar como recuerdo, asi que fuimos a comprar muchos adornos preciosos, incluso unos para el jardín de la abuela. También compro muchas, muchas luces nuevas, también compró un juego de nacimiento muy bonito, mas grande del que teníamos en casa de la abuela, me dijo que se lo armaría yo, estoy muy emocionada por eso, se me ocurren muchas bonitas formas de armar el nacimiento, lo hare grandote y muy lindo. También compró adornos para el árbol el cual si usaremos, ya que esta muy bien conservado, solo le cambiaremos la estrella y los adornos.
Gina me dijo que no es costumbre en su casa armar un nacimiento, ya que la navidad también la pasan en casa de su abuela, la mamá de su mamá ya que su abuela materna falleció hace ya mas de 9 años, dice que son sus tíos los que arman el nacimiento y el árbol, en cambio yo siempre he ayudado a papá y a Johnny, este año lo haré yo solita.
hoy domingo llevamos a Gina a su casa ya que su mamá llamó y dijo que la necesitaba en casa, al parecer su papá la iba a llamar en la noche, antes de irse se despidió de Johnny, ya que no volvería a verlo en algún tiempo, la verdad no me dijo mucho de lo que pasó, pero presiento que Johnny no fue tan emotivo al despedirse de ella ya que ella se fue algo triste, la verdad. Yo traté de espiar un poco pero papá me llamó para que le ayudara con unas cosas de su habitación, así que no puede escuchar lo que sucedió; peor lo más probable es lo que pienso.
Hoy fue un domingo tranquilo, solo espero el día de mañana, daré mi examen, y pasare un buen rato en el centro comercial con mis amigos, será un día fantástico, y claro será el ultimo día que los vera hasta no se cuando.
Hasta mañana, querido diario.
Pasé la hoja, continué leyendo.
Querido diario, hoy fue un dia…
— ¡hijo! —era la voz de mi madre.
— ¿si, que sucede, mamá?— pregunté.
— ¡son las 10:38pm…! — no me di cuanta lo tarde que era ya. — ¡…me iré a dormir, si quieres algo de beber hay agua caliente en la hervidora!
— ok, mamá, mañana saldremos a las 9 en punto, ¿correcto? Así que descansa lo más que puedas.
— ¡ok, buenas noches julio! —me dijo.
— buenas noche, mamá.
Era cierto, había casi olvidado que mañana debía de llevar a mamá al hospital.
Decidí entonces hacer lo mismo que mamá e irme a descansar, después de todo tenia algo de sueño. Y debía de levantarme mañana muy temprano.
Deje el diario de Mila en mi meza de noche y me dispuse a descansar.

Registrarte y comentar la historia

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar poesía