el diario de mila capitulo 39: el profesor de matematicas

Esta ah sido una semana muy agitada querido diario, ha habido muchos exámenes, menos mal estoy saliendo bien en todos, incluso en matemáticas estoy mejorando, el profesor  sigue siendo bastante duro, pero al menos me explica cuando se lo pregunto.

Tampoco esta semana pude ver a teresa, parece que no ha regresado al colegio, en estos días trataré de ir a su casa, no me importa si me meto en problemas con mamá.

Esta semana no he visto a Ramiro, parece que esta castigado sin recreo o algo así, ¿que será? Bueno, conociéndolo el debe tener la culpa.

Mañana sábado papá dijo que iremos a donde un amigo de el que vende autos, es probable que este sábado o el otro, papá ya este comprándose su camioneta, me dijo que apenas la tenga nos llevaría a todos a pasear.

Pasé unas hojas, continué leyendo.

Al final papá decidió no comprarse la camioneta, que decepción, dijo que le salía muy cara, y que no podía hacer ese gasto ahora, pero que seguiría buscado un lugar en donde le den algunas facilidades, creo que tendremos que esperar para el paseo, pero bueno, fuera de eso fue un fin de semana divertido, fuimos al cine y papá me llevo a un bonito restaurante.

El domingo fuimos a su trabajo otra ves, tubo que entregar unos planos que estuvo terminando en la noche anterior, papá trabaja mucho, su trabajo es muy importante, pero cuando se concentra nadie lo saca de su trance, a veces eso es molesto, debo llamarlo mas de 3 veces para que me escuche.

Estuve también hablando con Johnny esta tarde, a pedido de Gina; le pregunte si ella le caía bien, que pensaba de ella, y es que Gina esta enamorada de mi tío Johnny.

Lamentablemente a Johnny parece no gustarle ella, me respondió que le caía bien, solo eso, le pregunte si le gustaba alguien, pero me dijo que no, que no le gustaba nadie, no se si esa era una buena noticia.

La semana pasada que su papá estuvo por aquí Gina la pasó mal, ya después de que el se fue ella estuvo mejor, regresó a ser la misma, incluso me dijo que siente que será mejor si su papá ya no regresa, eso fue muy duro, pero su papá tampoco es el mejor, se lo merece por tratarla así. Menos mal mi papá siempre esta atento a mi, menos cuando trabaja, pero no importa.

Pasé unas hojas, continué leyendo.

Esta semana comienzan los exámenes difíciles, ya nos dieron el rol de exámenes hoy, la verdad tenía planeado escaparme un rato a la casa de teresa para verla, peo no voy  poder,  cada ve que voy a casa de Gina ella llama cada 15 minutos preguntando por mi, creo exagera, ni que me fuera que cosa, pero en fin, estoy atorada, y teresa ya no responde el teléfono.

Matemáticas ya no me asusta tanto, he mejorado, preguntándole al profesor he superado algunos problemitas, pero aun así, es complicado, hay cosas que no logro entender y pues preguntarle a cada instante es vergonzoso. Solo debo estudiar mas, querido diario.

Pasé unas hojas.

Querido diario, mañana es el examen de lenguaje, ese es facilito, no tengo problemas con ese curso, en el de ingles y el de ciencias naturales salí perfecta, saqué 19 y 20, a Gina no le fue tan bien en ingles, pero dará un examen de recuperación el sábado, su mamá se enojó.

El que si me sorprendió que estuviera bien en los exámenes es Ramiro, conociéndolo se que debe estar haciendo trampas, pero bueno, el dice que lo que importa es pasar los exámenes, no la forma, no estoy tan convencida, una forma es estudiando, pero a veces ya aburre.

El examen de matemáticas es el miércoles, abran 2 esta semana, los 2 se van a promediar, es la forma de evaluación de profesor, la verdad estoy algo nerviosa, por esas pruebas, no quiero salir mal, he estado estudiando, querido diario, pero siempre algo se me termina olvidando, o el profesor sorprende con algún problema difícil, el dice que es para probar nuestras habilidades numéricas, la verdad es que yo a eso le llamo maldad, pero de todas maneras, me estoy esforzando, así que espero tener suerte.

Bueno, creo que juzgué mal, Mila; después de todo estudiaba para matemáticas.

Pasé unas hojas continué leyendo.

07, querido diario, el cabeza de rodilla me puso un 07 en la prueba, no lo puedo creer, puse mi mejor esfuerzo, no dormí bien, no salí a jugar con Gina, no fui al cine con mamá, y todo por un apestoso 07, ¡estoy tan enfadada! No puedo creerlo, ese cochino pelado es un tramposo, nada de lo que estudié vino en la prueba, en teoría era lo mismo, pero más complicado, salió reprobado casi todo el salón, claro, menos Lorena y sus amiguitas, y algunos que le compraron las pruebas el día anterior. Pero Gina y yo estamos castigadas hasta el fin de mes, yo que quería que ella viniera a dormir conmigo esta semana.

Estoy desanimada, mañana viernes hay otra prueba de matemáticas pero ya no quiero estudiar, igual voy a salir mal, y pues comprarle la prueba a Lorena es una opción, pero no sé, ahora solo quiero dormir, ha sido un pésimo día para mí.

Hasta ahí escribió.

Pasé la hoja, quería saber como terminaba esto.

Hoy en la mañana, Lorena se me acercó, vino a burlarse de mi 07, y me dijo que era una boba, que teniendo  la oportunidad de comprarle el examen, para que lo repase, no lo hice, la vedad me sentí muy estúpida, debí comprarle el examen, no estaría castigada, la moral me trajo un 07, ella me ofreció esta ves el examen de matemática que hubo hoy, ya resuelto, me trague el orgullo y se lo compré, igual Gina y casi todo el salón, sabia que está mal, pero al diablo, ya no me importa, ese profesor es horrible, pensé que podía ser amable, pero no, es un pésimo profesor, me explica cosas y en el examen vienen otras mas difíciles. No se so lo hace a propósito, pero todos los alumnos o la gran mayoría lo odian.

Decidí comprar el examen, querido diario, y plagié todo, como me dijo Lorena, debía dejar algunos ejercicios sin responder, solo para estar segura de que no nos descubran, ya que el examen estaba sobre 20.

En fin, estas ves no siento remordimiento, ya por culpa de ese cabeza de rodilla estoy castigada y no podre ir con papá a ningún lado, debo quedarme en casa de la abuela todo el día. Será un fin de semana algo aburrido, yo quería ir a os juegos mecánicos, papá dijo que me dejaría subir a los juegos para grandes, ya será otro día.

Pasé unas hojas.

Esta semana terminan los exámenes, solo falta el de educación física,  ese no cuenta, solo son ejercicios,  hoy di el examen fina del bimestre de arte y de literatura, estoy segura que saldré bien, el miércoles nos entrega el profesor pelón las pruebas de matemáticas, la verdad no me importa, pro mi que se las guarde.

Aunque hablando de matemáticas, hoy estuve hablando con Ramiro, le pregunté si el hacia trampa, ya que siempre tenia buenas notas en ese curso, y tenemos el mismo profesor, el me respondió que no hace trampa, es solo que las matemáticas le gustan mucho. ¿Quién lo pensaría? Ni  en mis sueños imaginaria que a el le gustaban los números, pero bueno, creo que recién lo estoy conociendo como es en verdad.

Incluso me dio algo de vergüenza decirle que yo era pésima, pero se lo dije, le dije que era un curso que no me gustaba tanto, me contestó que no es difícil, solo hay que concentrarse y no asustarse, de lo contrario los números nos tragan, incluso se ofreció a ayudarme si yo quería.

También quedamos en ir a visitar a teresa u día de estos, el aun quiere verla y disculparse con ella, le dije que no podía por que estaba castigada, pero que cundo me levanten el castigo buscaríamos una forma de ir a su casa.

Casi todo recreo nos la pasamos hablando, comienza a agradarme, no es el monstruo que era antes, ha cambiado.

El siguiente capitulo lo titulo: el auto de papá

Querido diario, si que estoy contenta, estaba haciendo la tarea esta tarde y ¿adivina que? Papá se apareció con una enorme camioneta, se ha comprado la 4x4, estoy más que feliz, mamá también se sorprendió, y le gustó muchísimo, papá nos llevó en ella a dar una vuelta, una vuelta muy larga, valla que va rápido, estuvo fantástico, lo que mas me gustó es que escribió mi nombre en una parte de la ventana trasera, dice: mi amor milagros que bonito.

Recuerdo que cuando compré la camioneta se me ocurrió plasmar en ella el nombre de mi hija, en un principio quería escribir fast and furious en letras de fuego, quería eso en un auto desde que tenia 11, pero entonces recordé a Mila, y se me ocurrió escribir algo relativa a ella, fue una gran idea, cada ves que veía la camioneta recordaba a Mila, aunque no debía colocarle ningún aplicamento hasta 3 cuotas antes de terminar de pagarla, pero eso me importó muy poco en un principio.

Continué.

También papá ha colocado mi zapatito de cuando era un bebé, que ternura, mi pie si que era pequeñito entonces, aunque ahora tampoco es tan grande, pero no se vería bien un zapato mío colgado en el espejo retrovisor, jejeje… dentro del zapato papá colocó una fotografía mía, y hay otra de nosotras 2, mamá y yo en la guantera, papá dice que buscara una manera de colgarla en el espejo.

El zapatito de Mila, mamá aun lo tiene guardado, cuando trajeron una grúa para llevárselo, cuando dejé de pagarlo después de la muerte de Mila, mamá se subió al auto y lo sacó antes de que se lo llevaran, con todo y la foto de mi pequeña, parte de la razón por no querer ver a ese auto es que tenia muchos bonitos recuerdos en el, incluyendo el hecho de que el auto llevaba el nombre de mi pequeña. Me pregunto en donde estará ese auto y quien lo tendrá hoy en día, me gustaría… me gustaría tratar de recuperarlo… pero, será difícil hacer eso.

Continué leyendo.

Salimos a pasear casi toda la tarde, fuimos a casa de la abuela, recogimos a mi tío Johnny y de ahí fuimos a pasear por el muelle, cerca al mar, fue fabuloso.

Papá dice que este fin de semana iremos al zoológico, ya con auto es más cómodo que con taxi, y podremos ir con la abuela, mamá lo va a pensar, pero espero que acepte.

Estoy muy feliz, mañana papá pasará para llevarme a la escuela en la 4x4, estoy muy emocionado, será genial llegar en ese tremendo automóvil.

Pasé la hoja, continué leyendo.

La siguiente fecha la titula: el drama del profesor de matemáticas

Hoy fue un día realmente de mucha tensión querido diario, creí que me expulsarían del colegio o algo así, — ¿?— te voy a contar por que, querido diario.

Hoy en la mañana fui al colegio con el auto de papá, fue divertido, aunque extrañe que me tomara de la mano y habláramos mientras nos dirigíamos a la escuela, papá conduce muy concentrado y no hablamos mucho, y llegamos muy temprano.

Bueno, al llegar a la escuela todo estaba bien, todo feliz, me quedé con Gina y con Ramiro en el patio de la escuela esperando que comience la primera hora de clases, estuvimos hablando, les encantó el auto de mi papá, les dije que le diría a papá para que nos lleve de paseo alguna ves.

Al entrar hicimos las clases normales, no me imaginaria que se me vendría un maremoto enzima.

Después de la hora de recreo, a la hora que nos tocaba matemáticas el profesor ingresó con una cara de enfado, dejó sus cosas y se paró frente a todos nosotros, solo se duto ahí, ya sabíamos que algo había pasado, yo miré a Lorena, y a Gina, ellas me miraron, y los alumnos se miraban entre ellos.

El profesor cogió una lista que traía en su bolsillo; los que mencione se levantan y me esperan a fuera del salón, dijo y comenzó a leer, llamando a los alumnos por orden alfabético, yo ya suponía por que pudo haber sido, cuando llamó a Lorena y a sus amigas la verdad no tenia dudad, después me llamó a mi, se me enfriaron hasta las sejas, no me quedó mas que levantarme y salir del aula.

Afuera espere parada a lado de Lorena, nos preguntábamos por que podría ser, ella repetía que estuviéramos calmados, pero yo estaba muy asustada, uno de los alumnos mencionó que si descubrieron que habíamos plagiado en el examen, nos podían expulsar, eso no hizo mas que asustarme aun mas.

Después salieron unos alumnos mas, Gina no salió, aunque ella también había plagiado, pero no importa, ahora solo me preocupaba por mí.

El profesor cabeza de codo salió unos minutos después, por más que me había pegado a la puerta para escuchar algo, simplemente no escuche nada. Al salir nos dijo muy serio vallan al salón de castigos del segundo piso. Estaré ahí en un instante.

No nos quedó de otra, fue como marchar a la horca, ya sabíamos que estábamos en líos, solo pensaba en lo que iba a pasarme, mamá descubriría que hice trampa, se enojaría, no me dejaría ir con papá, no me permitiría usar mi laptop, estaría castigada un año, la verdad estaba perdida.

Llegamos a la sala de castigados, nunca había estado ahí, en el salón habían otros alumnos, también de primer grado, eran los del salón cerca al nuestro, Lorena me dijo que el alumno de la esquina derecha del salón era el que le daba las pruebas, parece que ahora si estábamos hundidos. Comenzó el cuchicheo, las especulaciones, las culpas, todos se culpaban, todos se querían ir, pero nadie podía, no tenían el valor.

Luego de un rato, yo estaba muy asustada, Lorena también, pero ella estaba mas que nada planeando una manera de librarse del castigo. El profesor entró, acompañado de la secretaria, con los exámenes en la mano, se paró frente a nosotros y dijo que los de mi aula a un lado y los de la otra al otro lado del salón, dividido en 2.

Dijo el profesor que sabia que entre estos 2 salones se están distribuyendo los exámenes, que un dia antes de un examen ya los de mi salón lo tenían, y que ha encontrado similitudes muy obvias entre las pruebas resueltas de mi salón, y que los alumnos no muy buenos, me miró, de un dia a otro tenían notas altas, y respondían de la misma manera que los alumnos mas aplicados de salón continuo, que nadie saldría de este salón hasta que descubra quienes son los que comenzaron esto, y quienes son los que compran las pruebas.

Yo estaba muy nerviosa, querido diario, mas cuando dijo que una forma sencilla de encontrar a los culpables seria hacer una nueva prueba, ahora que nadie estaba preparado ni podría plagiar.

Eso me mató.

Era obvio que Lorena era tan mala como yo, y no pensaba en decir la verdad y yo jamás echaría de cabeza a Lorena, aunque ella sea la que comenzó. Además yo había comprado la prueba así que era culpable también.

Dado que nadie dijo nada, todos nos quedamos callados el profesor dijo que todos recibiríamos una fuerte sanción,  todos se quejaron ya que solo habían 2 culpable entre nosotros, los demás solo éramos compradores, el profesor dio la opción que los culpables se levantaran y aceptaran la culpa, así sus compañeros recibirían un castigo menos fuerte, ¿crees que alguien se levanto, querido diario? No, nadie, ni Lorena ni su amigo.

Entonces el profesor dijo que haría una prueba, para así descartar a los que plagiamos.

Esperamos en el salón un rato, el profesor fue a imprimir los exámenes, la secretaria se quedó a vigilarnos.

Estábamos perdidos, ahí saldría la verdad, Lorena estaba ahora tan nerviosa como yo, pero aun así, no iba a confesar ni ella ni su amigo tenían pensado hacer ese sacrificio.

La verdad yo comenzaba a hartarme querido diario, estaba harta, no me gustaba estar ahí, sobretodo por que no me gustaba el profesor, y su clase era la peor de todas, no enseñaba bien, era aburrido, los exámenes eran una trampa, parece que se las ingenia para enseñarnos algo que después en los exámenes es 10 veces mas complejo, en ese momento mi paciencia llego a su final.

Cuando el profesor entró con las pruebas y las repartió me levante y le dije que no pensaba hacer su estúpida prueba., asi como te loe scribo, querido diario: “estúpida prueba”.

Claro que todos los alumnos voltearon a verme, incluso el profesor se asombró e indignó, me interesaba muy poco, ya me había hartado.

¿Qué dijo, alumna carlín? Preguntó el profesor, yo le respondi que no pensaba hacer otra prueba mas, y acepté que habia plageado, ya que su examen era una trampa total, no iba a hacerlo, y estaba harta de estar en problemas por su curso, tomé la prueba y mi lapicero y escribí una gran “x” y un “00”

¡esta es mi calificación, entiende! Listo, ahora me largo de aquí, me voy a mi salón, dije, pero no me dejo ir, le dije que si le daba la gana podía llamar a mis padres, no me importaba, igual ya estaba castigada por su culpa, el profesor me dijo que no salga del aula, yo le dije que no tengo ganas de seguir mirando su cabeza de codo, eso le enojó, ya que los alumnos se rieron. Jamás había actuado así, pero esto me hartó, me hartó mucho, querido diario. El profesor, se me acercó y me dijo: ¡se quedará castigada a la hora de salida! ¡Y no saldrá de aquí asta que yo hable con sus padres! Lo que le respondí fue muy cruel, le dije ¿ah si? vea la parte trasera de mi gran cabellera mientras salgo, y me salí del salón.

Lo que hizo que la secretaria valla tras de mi y me traiga de regreso, y me llevara a la dirección en donde esperé hasta la hora de salida.

Menos mal no estuve sola ahí, yo…

— ¡¡julio!! —era mamá llamándome.

— ¿que ocurre, mamá? —pregunté desde mi habitación.

— ¡baja para que almuerces con tu hermano y conmigo, preparé arroz con mariscos!

— ¡estoy algo ocupado ahora, mamá!

— ¡lo quesea que estés haciendo lo puedes hacer después de almorzar, hijo, baja por favor!

— ok, mamá, ya voy.

Deje el diario de Mila a un Aldo, boca abajo en la hoja que me había quedado. Había descubierto que Mila tenía el mismo genio de su mamá, ni yo le había hablado así a un profesor en todo mi vida, es mas, no creo que le haya hablado así a nadie.

Espero Mila no haya estado así de enfadada  conmigo la ultima ves que la vi, solo espero que… que no me haya odiado tanto como a ese profesor.

Creo que… no soportaría saber que mi hija se fue tan enfadada conmigo.

Bajé con mamá.

Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Escrito por: nayeli25       15/03/10 04:28
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
me gusto mucho lo que hizo mila, ese profe se lo merecia¡¡¡
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar relatos