el diario de mila capitulo 36: haz el intento

Baje a mi sala a ver quien me había venido a buscar, no tenia la mas mínima idea, debo aceptar que en un momento soñé con que fuera Jessica, que estaba abajo y venia a decirme que me amaba y que no se iría, solo para quedarse conmigo, pero era un sueño, no era posible.

La persona que había venido a verme era mi viejo amigo Gustavo, Gustavo Ramírez Ochoa, el que me contrató para la constructora en donde trabajaba yo, de ingeniero.

— ¡hola, julio! — se acercó a mi y me dio un fuerte abrazo, se veía feliz.

— Hola, Gustavo, ha pasado tiempo, amigo  —le dije, abrazándolo también, me daba gusto verlo después de tanto tiempo.

— valla, si que ha pasado mucho tiempo, mírate estas tan diferente. — me dijo, separándose de mi y volviéndome a abrazar y sonriendo.

— bueno, los dejo, muchachos, deben tener mucho que contarse, hijo, voy a ir al súper por unas cosas, ¿te traigo algo? —me pregunta mamá.

— no, mamá, gracias, estoy bien.

— bueno, hasta luego Gustavo, salúdame a lusia, dile que venga a vicitarme un dia de estos.

— claro, claro, le voy a decir, señora. —le contesta.

Mamá sale de la sala de estar y se dirige a la puerta.

— siéntate Gustavo, sienta. —le dije a mi viejo amigo.

Nos sentamos.

— si que estas cambiado, Julito. —me dijo.

— si, han sido 2 años muy duros para mi desde la muerte de mi hija, pero estoy tratando de salir adelante, amigo.

— haz bajado mucho de peso, valla, yo quisiera hacer lo mismo, mirame estoy hecho un barril, jejeje… lo que tu perdiste en peso creo que lo encontré yo, jejeje…

Reímos.

— ¿y que haz hecho todo este tiempo, Gustavo? —le pregunté.

— pues la verdad acabo de llegar de argentina, estuve allá mas de un año y medio mas o menos, tuve que viajar por negocios ya sabes, vendí la empresa, ¿no recuerdas? ¿Te llegaste a enterar?

— la verdad lo ignoraba totalmente, de desconecte de todo.

— entiendo, entiendo, pero te envié unos correos electrónicos a tu Messenger, s los envié a todos los de la empresa, en fin, la cosa es que vendí la empresa a unos chinos, con el dinero invertí en otra empresa constructora con cede en argentina, viaje con toda mi familia, estuve trabajando allá, me fui muy bien la verdad, me hice de mucho dinero, la empresa creció, tenia el 50% de acciones, luego las vendí, curiosamente a unos malditos chinos, ¿que les pasa he? Parece que quieren dominar el mundo industrial, jejeje…—Reímos. — como sea, me dieron mucho dinero,seria un idiota de no aceptar la venta.

— entonces vendiste tus acciones.

— si, y regrese por que pienso hacer empresa aquí en mi patria.

— no quiero ser pesimista pero el mercado esta fuerte hoy en día en la ciudad, sobretodo es duro con los que recién comienza, ¿no seria mejor invertir un una empresa ya consolidada? Eso te aseguraría ganancia a corto plazo.

— lo se, pero n quiero volver a asociarme, quiero algo mío otra ves, he estado vendo opciones, y he encontrado unos terrenos muy buenos en los cuales se podría comenzar a trabajar. Creo que es una buena oportunidad, y además, tengo un gran equipo de trabajo.

— ¿ah si?

— claro, me he contactado con todos los  trabajadores de ala antigua constructora, no perdí contacto con ninguno, les he dicho de la oportunidad de volver a trabajar todos juntos y la mayoría ya aceptó, en menos de 6 meses comenzaremos las obras, claro primero tengo que comprar los terrenos y las maquinarias, pero eso no me toma mas de una o 2 semanas mas, así que en unos 6 meses podríamos estar comenzando a trabajar.

— me alegra, me alegra que hayas progresado tanto.

— ¿y tu que haz hecho estos años?

— bueno, literalmente tirarme a sufrir la muerte de mi hija.

— ¿en serio? ¿No regresase a la empresa?

— no, la verdad no pude, casi una semana después de enterrar a milagros pues me entro una agonía emocional realmente fuerte, la culpa me consumió, no me dejaba ni levantarme de cama…

— si, uno los primeros días no lo asimila, parece que esta soñando, me paso asi con mi madre.— interrumpió.

—.. yo, deje de salir, deje de ir al trabajo, deje de hacer las cosas que hacia, solo me quedaba en mi habitación a sufrir, hasta hace solo unos meses estaba así, después comencé a ir donde un psicólogo, me ha ayudado de algún modo…

— ¿Pero ya te sientes mejor?— pregunta.

—…he comenzado a superar esto, poco a poco, aun no puedo decir que lo he superado del todo.

— bueno, una cosa así no se supera jamás, amigo. Sin ánimos de hacerte sentir mal, solo que… bueno, era tu hija.

— no se trata de olvidarla, eso no puedo hacerlo.

— solo debes tratar de afrontar la realidad, y no dejar que eso te detenga, como ha hecho hasta ahora, amigo, me alegra que estés avanzando. Yo supuse la primera semana que no fuiste a trabajar que bueno estabas mal, por eso decidí darte tus vacaciones, para que no pierdas el trabajo, justo en ese mes ya estaba en tramites de compra venta,  a los 2 meses estaba todo hecho y me fui, no pude despedirme de ti, pero como te digo, te escribía casi cada mes, igual a los chicos, bueno, pasamos casi 8 años trabajando todos como familia en la empresa. ¿Por cierto sabias que falleció la mujer de Fernando Aguilar?

— no, no me enteré, es una lastima, sabia que estaba enferma, creo que cáncer al estomago, ¿no?

— si, luchó casi 3 años, 3 años, amigo.

— era una mujer fuerte. ¿Cómo esta fer?

— Fernando estaba muy mal, la ultima ves que estuvimos hablando por teléfono, lamentablemente no pude ir al velorio, hombre.

— ¿cuando falleció?

— hace unos 8 meses atrás, julio.

— valla.

— sin embargo, el esta mejor ahora, hable con el hace unos días,  se ha mudado a santa fe, en las afueras de la ciudad, es un bonito lugar, se ha ido con sus 2 hijos, dice que el ambiente es agradable y pues tienen muchos recuerdos en la ciudad.

— debió ser difícil ver a su esposa consumirse durante estos 3 años.

— si, me dijo que al comienzo sufrió demasiado con la muerte de su señora, pero a la ves sentía un alivio, es decir, ahora ella esta en paz, sus hijos ya no verán a mamá sufrir en cama, ya ni se levantaba la señora, era muy triste, a veces chateábamos y me contaba.

— su teléfono ya no lo tengo, me gustaría que me lo dieras, si es que lo traes, lo voy a llamar un día de estos para darle el pésame, el vino al velorio de mi hijita.

— claro, te lo apuntaré aquí, —sacó una tarjetita de su bolsillo, una pluma y su celular — yo traté de llamarte a tu antiguo numero, pero no serbia, y a pesar que no me contestabas mis mensajes, igual te escribía, amigo, en tu correo deben haber como mil cartas mías, jejeje…— apunto, el numero — bueno, este es el celular de Fernando., — me da el papel.

— gracias, lo llamare.

— como te decía, Salí muy rápido de viaje a argentina, pero deje todo preparado, en el contrato se aseguraba un año de trabajo para todos los trabajadores de la empresa, fue difícil conseguir eso, peor lo logré, algunos siguen trabajando, algunos dejaron de hacerlo y se fueron a otras constructoras, pero bueno, la mayoría por decisión propia. Pero tengo planeado llamarlos, para mi nuevo proyecto, me he estado comunicando con algunos y están dispuestos a aceptar. Y una cosa más; voy a necesitar al mejor ingeniero del país, espero que este esté disponible.

— ¿ah si?

— si.

— ¿quien es el?

— no te hagas el payaso, julio, me refiero a ti, jejeje…

— ¿en serio? ¿Quieres que trabaje nuevamente contigo?

— si, eres un gran ingeniero, no le confiaría mis proyectos a nadie mas, en argentina teníamos unos fantásticos, ¿si? pero como tu, ninguno, hermano.

— es un gran alago, Gustavo, yo…

— vamos, no me digas que no quieres trabajar conmigo, te pagare mucho mas d elo que te pagaba antes, que de por si no era poco, amigo.

— no, si me pagabas muy bien, aun tengo algunos ahorros, de eso, pero…

— ¿que? ¿No estas en forma?

— no es eso, es solo que… no lose, y si estoy fuera de practica, no he diseñado nada desde hace 2 años.

—vamos hay tiempo, en 6 meses puedes recuperarte, trabajar de nuevo, vamos, amigo, i need you, eres el mejor.

— una ve por el trabajo descuide a Mila, ¿sabes?

— ¿que?

— si, tenia que entregar los planos para el hotel que se iba a construir en la ciudad el CENTRAL PLACE ¿recuerdas?

—Si, no los entregamos, perdimos el contrato.

— bien, el día que los terminé, fue el día en que falleció mi hija. Yo estaba con el trabajo encima, le había prometido a milagros llevarla en mi auto a ese lugar que iban a ir todos los de su salón, era una especie de club campestre, con pecinas, zoológico, no se; pero el trabajo me tenia atrapado, tenia que entregar los planos el día del paseo de Mila, y no la pude llevar, le dije que no, jamás le había dicho que no, al menos de esa manera tan fea. Le grite ¿sabes?

— valla.

— llegue a terminar el trabajo, yo estaba listo para llevarlo, y justo cuando estaba saliendo, Jessica me llama por teléfono llorando.  Me dio la noticia de lo de Mila, deje mis cosas y me dirigí rápidamente al hospital, al llegar ya te imaginas.

— si, ya me imagino, hermano.

— cuando regresé a casa, vi los planos y los destruí totalmente, desde ahí jamás he vuelto a tocar un solo papel lápiz carbón.

— entiendo, pero, ¿no crees que eres algo injusto?

— ¿que?

— vamos, n sigas castigándote, amigo, tu amas tu profesión, y se que jamás debiste sobreponerla ante tu hija, pero fue un golpe muy feo del destino, no debes abandonar lo que de verdad te gusta hacer. No lo digo solo por que quiero que trabajes para mi, solo por que se que eres un gran profesional que cometió un error, y no te voy a decir que no es tu culpa, me conoces, ¿cierto?

— si

— creo que fue una estupidez romperte la promesa a tu hija, debiste llevarla tu, eso hubiera cambiado las cosas, no te voy a decir que no tienes parte de la culpa, jamás debiste dejar que valla con esos amigos en un auto hasta ese club, pero debes saber que las cosas pasaron así, y nada se puede hacer, no puedes culpar a tu profesión, si hubieras sido un abogado con un caso, hubiera sido igual, o si fueras un doctor en medio de una cirugía, hubiera sido igual, aquí lo importante es que paso, fue una cosa que nadie esperaba, ni tu ni nadie, se que te sientes culpable ahora, pero es inevitable, hermano, me pudo haber pasado a mi.

— fuiste muy claro, Gustavo,  mas claro que muchos con los que he hablado del tema. Los demás solo tratan de que yo no e sienta culpable, arecen no entenderme.

—lo hacen por que no les gusta verte sufrir, pero te conozco, se que eres un hombre fuerte, que amaba a su hija y estas en todo tu derecho de sentirte culpable y lamentarte, y se también que afrontaras las cosas, julio, ¿o me equivoco? Ya tuviste 2 años para lamentarte y sentirte como una mierda. ¿No crees que es tiempo de que dejes que tu hija descanse tranquila?

—¿?

— debes recuperarte, te haz dad el lujo de estar 2 años tirado, lamentándote, si no estas listo para levantarte seguir adelante, incluso quizás algún día tener otra hija o un hijo, entonces creo que no eres el julio que conocí.

— yo…

— yo nada, julio, es hora de comenzar a rehacer tu vida, no hagas nasa recordándote a ti mismo que eres culpable, no podrás reivindicarte, solo te queda seguir adelante, es eso o morirte de pena, desperdiciar lo conseguido con tanto esfuerzo, echar al diablo el esfuerzo de tus padres, el de Jessica, lo que no nos mata nos fortalece, y si haces que la muerte de tu hija, te mate a ti, pues creo que tu hija no te perdonara eso, una promesa rota no es nada, pero no creo que tu hija hubiera deseado que mueras por eso.

Lo que decía Gustavo, mi viejo amigo, que siempre fue franco conmigo, incluso algo duro tenia mucho sentido, de alguna manera.

— en 6 meses la empresa estará funcionando, voy a necesitarte, no le confiaría eso a nadie mas, ya te lo dije, para mi, seria un honor trabajar con mi amigo, nuevamente. Es tu decisión, viejo, tu elijes si volver a tu trabajo o quedarte a llorar.

— yo había pensando en volver a trabajar, ¿sabes? Había regresado a mi esa chispa, pero hace recibí una noticia que me bajó totalmente la moral, te juro que casi hasta sentía ganas de volver a diseñar de una ves.

— ¿que pasó?

— se trata de Jessica.

— ¿la madre de Mila? ¿La sigues viendo?

— es algo complicado de explicar.

— haz el intento.

Registrarte y comentar la historia

Comentarios:

Escrito por: Brujitax       03/03/10 23:19
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
la historia esta muy interensante...te seguire leyendo...saludos espero que estes bien cuidate!!!:)
Escrito por: marquesita       03/03/10 22:05
Hacerse amigos Hacerse amigos                 Enviar correo Enviar correo
Bueno espero que julio acepte le vendra muy bien trabajar.Sigo leyendote.
Páginas: 1

Imprimir

Enviar historia

Enviar a Facebook
© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a Escribe Ya.
Condiciones    -     Privacidad    -     Acerca de Escribe Ya    -     Preguntas frecuentes    -     Enlaces    -     Anunciar    -     Publicar relatos